HITCHCOCK (Sacha Gervasi)

Hitchcock_film_posterSi en el celebérrimo documental sobre los canadienses Anvil, el realizador británico Sacha Gervasi supo sacar oro de una situación poco prometedora, en este biopic sobre un periodo concreto –el rodaje de ‘Psicosis’- de la vida del director de cine más famoso de todos los tiempos, logra el efecto contrario: apenas saca nada de una materia prima de alta calidad. Lo curioso es que aplica la misma fórmula, intentando ahondar en la psique de los protagonistas y dando mensaje. Esta vez, el supuesto mensaje es: “detrás de un gran hombre hay una gran mujer”, pero no nos engañemos; es posible que la pareja del inmenso Alfred Hitchcock aportara cierto saber hacer al trabajo de su marido, pero el orondo realizador era en sí todo un personaje, lleno de oscuros matices y extrañas motivaciones que dan para mucho, y no para dejarlo como un bonachón que parece saber aprender de sus errores. En otras palabras, el realizador convierte la figura del director y el rodaje de algo tan referencial como la historia de Norman Bates en un laxo telefilme de domingo por la tarde. Todo es predecible, falto de chicha y nada creíble, especialmente la curvilínea Scarlett Johansson, que parece no haber entendido nada de la sensualidad latente (pero recatada) que aportó Janet Leigh al rodaje de ‘Psicosis’. Fallido intento, y es que parece que el realizador no se percata de que no es lo mismo llevar a la pantalla al entrañable pero llano Steve ‘Lips’ Kudlow de Anvil que a un personaje tan fecundo  y a una película que son un punto y aparte en el imaginario artístico colectivo del pasado siglo.

XAVI MARTÍNEZ

Deja un comentario

*