HELMET ‘Dead To The World’

helmet_dead_to_the_world(ear Music/Top Artist)

Seis años han pasado desde ‘Seeing Eye Dog’, el último trabajo de Helmet o, mejor dicho, de un Page Hamilton que ejerce como capitán de un equipo que nunca cesa de experimentar idas y venidas de miembros desde su primera disolución en el lejano 1997. El músico neoyorquino, tras un par de tours en los que ha repasado dos de los discos claves de la banda (los imprescindibles ‘Meantime’ y “Betty’) vuelve a las andadas con ‘Dead To The World’, un álbum que sigue la dirección tomada en el reivindicable ‘Size Matters’ y que no deja de ser una versión algo más fácil de tararear de los Helmet de toda la vida.

Porque si algo es constante en Helmet es su sonido, marca de la casa. No faltan en ‘Dead To The World’ las afinaciones bajas, los compases repetitivos, la batería marcadísima y las frases lapidarias de Hamilton, que sigue sonando tan rabioso como siempre cuando quiere hacerlo y que, además, se ha encargado de la producción. Donde quizás podríamos encontrar más indicios de cambio es en la mayor presencia de melodías vocales y en una tónica menos agresiva que los acerca al grunge por momentos. Así, encontramos cortes como “Expect The World”, que nos retrotrae a los mejores Deftones, y las estupendas “Dead To The World” o “Look Alive”, canciones más lentas y oscuras en la línea de las aparecen en los discos de la segunda encarnación de la banda (donde encontramos reminiscencias a bandas como Alice In Chains). Otras como “Life Or Death” o “Bad News” encajan como piezas de rock alternativo con un pie siempre anclado en mediados de los noventa, mientras que en “Red Scare” o “Die Alone” tenemos a unos Helmet plenamente reconocibles que, como han demostrado más de una vez, aún se manejan perfectamente con el sonido que ellos mismos crearon. Y siguiendo en su línea de incluir covers imprevisibles, ‘Dead To The World’ incluye una extraña versión del “Green Shirt” de Elvis Costello que va ganando con las escuchas.

Convertidos ya por méritos propios en banda de culto, y bajo el mando de un Page Hamilton que compagina tranquilamente éste con sus otros proyectos y no se ve en la necesidad de cumplir con una cuota de lanzamientos, Helmet han facturado un gran disco que no mira a ninguna moda actual y que no tiene miedo de reivindicar sonidos de hace veinte años con canciones que parecen compuestas entonces. Puede haber un poco de grunge, de metal, de post-hardcore… pero, al final, Helmet siempre han sonado a Helmet. Y eso va a seguir siendo así.

ISAAC MORA

 

 

Please follow and like us:





Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*