GARY HOEY ‘Neon Highway Blues’

(Provogue/Mascot/Top Artist) Se dice del guitarrista de  Massachusetts que estuvo a punto de obtener el puesto de hacha junto a Ozzy substituyendo a Jake E. Lee aunque finalmente fue Zakk Wylde el que se llevó el gato, mejor dicho el murciélago, al agua. Nunca sabremos que hubiera sido de su carrera de haber girado con el Madman pero lo que si parece seguro es que a él no le ha afectó lo más mínimo. Se juntó con un par de colegas para formar Heavy Bones, banda de metal en toda regla en la que presentar su portentosa digitación, tras esa experiencia decidió iniciar una carrera en solitario que le llevó al éxito en las listas, con la versión del clásico «Hocus Pocus» de los holandeses Focus incluida en su segundo álbum, Animal Instinct (1993). Así que poca broma, ya que le contemplan cuatro décadas de carrera y veintiún discos editados.  Neon Highway Blues es el último de ellos, un trabajo muy en la línea que ha guiado la mayoría de su trayectoria, exhibición a las seis cuerdas acodado en la barra del blues rock, con acercamientos al hard, que es el terreno donde se encuentra más cómodo. Producido por él mismo y con la presencia de compañeros como Eric Gales, que aparece en la inicial y funkera «Under the Rug», Josh Smith, aportando dupla guitarrera en «Mercy of Love», su hijo Ian luciéndose en el  blues duro de «Don’t Come Crying» o el tejano Lance Lopez con quien se reta en «Damned If I Do». El disco agradará a los seguidores del género y que, en mi opinión tiene los momentos más destacables cuando se acerca a los parámetros más ortodoxos del género, la slide y el shuffle estilo Stevie Ray de «Your Kind of Love», el sabor Chicago de «Still Believe in Love», o el punto final con la primorosa pieza instrumental que da título al álbum. Sobredosis guitarrera.

MANEL CELEIRO






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*