FM: ‘INDISCREET’ REFERENCIA DEL AOR EUROPEO

Siempre he considerado el AOR como un género eminentemente americano. Ahí fue donde eclosionó a finales de los setenta y a principios de los ochenta. La juventud blanca de Estados Unidos por aquel entonces era solvente a nivel económico, y sus grandes preocupaciones eran pasárselo bien todo el rato, el sol, la playa y por supuesto el sexo. Ante este panorama no debería sorprender que las canciones de Boston, Survivor o Journey facilitaran la banda sonora ideal a estos adolescentes. Canciones luminosas como el sol de California, estribillos melódicos y pegadizos supieron retratar muy bien ese hedonista estilo de vida y también esos desengaños amorosos tan de verano y testosterónicos.

Las bandas del estilo vendían millones de copias en USA, y aunque también lograron cruzar el océano Atlántico y lograr una base de fans, la repercusión en el viejo continente no fue tan grande. Pero sí que caló a su manera, y además en Gran Bretaña. Obviamente no son lo mismo los cielos plomizos y lluviosos del Reino Unido que el clima de Los Angeles o San Francisco, pero el AOR encontró su hueco en la pérfida Albión aunque con algunas diferencias. El rock melódico hecho en Europa digamos que se desprende de cierto libertinaje y se toma más en serio a sí mismo. Todo se vuelve más pomposo como se puede comprobar escuchando las obras básicas de Magnum, por poner un ejemplo. Pero si hubo una banda que logró aunar el cierto trascendentalismo británico con el hedonismo del que hacían gala las bandas americanas esos fueron FM y especialmente con su disco ‘Indiscreet’ de 1986. Una de las obras magnas del género sin necesidad casi de distinguir continentes.

La fórmula era sencilla pero infalible, rebajar al máximo la pompa y circunstancia. Eso se percibe cuando uno escucha este disco y nota que guitarras y teclados están al mismo nivel. Las teclas comandan los temas, pero las guitarras tienen la suficiente fuerza para dar la marcha y algarabía que necesita el género. La otra gran baza es la voz de Steve Overland. Británica de rancio abolengo, con cierto regusto blues rock pero que sabe darle la melosidad y azúcar que requiere el AOR, pero por encima de todo con una personalidad abrumadora. Imposible no quedarse prendado cuando empieza a entonar melodías. Y por supuesto de melodías va sobrado el disco, nueve canciones como nueve soles que disipan las nubes del más gris de los días. “That Girl” (también grabada por Iron Maiden para cara B de un maxi), “Other Side Of Midnight”, “American Girls” la irresistible “I Belong To The Night” o ese baladón que es “Frozen Heart” que incluso llegó a tener una cierta notoriedad en las listas británicas.

En resumidas cuentas FM lograron con ‘Indiscreet’ un logradísimo ejercicio de género y que servidor cree que sólo se acercaron en su propio país un año después Shy con el también glorioso ‘Excess All Areas’.

Posteriormente la carrera de FM aún nos ha brindado muy buenos momentos como el también reivindicable ‘Thought It Out’ de 1989, y sin ir más lejos a día de hoy se nos muestran como uno de los bastiones del a día de hoy del minoritario género con el recomendable ‘Heroes & Villains de 2015.

Tampoco nos podemos olvidar que sus presentaciones en directo a día de hoy siguen siendo de alto copete, como probaron en su última gira por estas tierras. Una banda muy en forma, con un Steve Overland a tope de facultades y que nos abrumaron a base de clase y melodía. Razones de sobra para repetir en esta gira que esta misma semana les trae de nuevo por estas tierras. Tenéis toda la info aquí.

XAVI MARTÍNEZ

 

Deja un comentario

*