FM / DARE (Razzmatazz 2, Barcelona 22/02/19)

De entrada daba gusto acceder a la sala y ver que la afluencia de gente era más que aceptable, tratándose de un género ‘minoritario’ hoy en día como el AOR o Hard Rock Melódico. Y además con un buen doble cartel de dos bandas que han registrado obras imprescindibles del estilo.

Dare

Con puntualidad británica salieron a escena Darren Wharton y sus Dare, que fueron recibidos de manera entusiasta por el público. Y sin más dilaciones empezaron a desgranar un repertorio que lejos de anclarse en lo previsible picoteó un poco de toda su trayectoria. Aunque tengo que reconocer que a nivel personal les disfruto más cuando acometen su vertiente más AOR que no céltica. Aun así no se le puede poner ninguna pega a lo ofrecido por estos músicos, un Darren Wharton contento por el recibimiento, muy comunicativo y centrado exclusivamente en las tareas vocales iba encadenando una canción tras otra. Le dieron cancha a su última obra de estudio con canciones nuevas ‘Sacred Ground’ pero donde la cosa caló de verdad fue en las esperadas “Abandon” e “Into The Fire” de su disco de debut. Por en medio aires celtas, guiños a su antigua banda (Thin Lizzy) con recordatorio a la inmortal “Emerald” y final entre vítores con la también y ya clásica “I Will Return”. Concierto impecable de unos músicos con mucho oficio.

FM

En cambio lo de FM no apuntaba maneras, la banda había sufrido hacía unas horas el robo de todo su equipaje incluyendo instrumentos y merchandising entre otras cosas. Y es normal que pudieran estar descentrados, nada más lejos de la realidad. Con una profesionalidad a prueba de bombas el grupo salió a escena como si prácticamente no hubiera sucedido nada e hicieron un recital de rechupete. Por supuesto se encargaron de informarnos del percance acecido, pero entre buenas vibraciones y sorna británica estuvieron noventa minutos en el escenario a los que no se les puede poner ninguna pega. Iniciaron el recital con “Black Magic” de su último trabajo y al igual que Dare se dedicaron a ahondar en su discografía en vez de recurrir a los hits añejos y fáciles. Como siempre Steve Overland se mostró como uno de los frontmen más classies del Hard Melódico, algo así como la versión AOR de Danny Bowes de Thunder. Obviamente clásicos básicos de su repertorio como “Bad Luck”, “That Girl” o la siempre marchosa “Thought It Out” fueron las tonadas que más reconocidas y que más pusieron las pilas al público asistente pero escuchar canciones más ‘oscuras’ como “Life Is a Highway” o “Metropolis” es todo un lujo melódico y que muestran que en esta banda hay mucho donde rascar. Presteza instrumental y las muchas ganas de olvidar el suceso que hemos relatado unas líneas más arriba nos llevaron al final del concierto con “Killed By Love” de su último trabajo. Aún quedaba tiempo para un agradecido bis en el que los británicos acabaron de echar toda la carne en el asador con la interpretación final de otro clásico de su repertorio “Someday (You’ll Come Running)”. Gran ovación para el fin de un concierto que por desafortunadas circunstancias externas podía haber quedado muy desangelado pero que se solventó gracias al esfuerzo, ganas y repertorio de los británicos.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: DESI ESTÉVEZ

Deja un comentario

*