ENTREVISTA VINTAGE TROUBLE

La fusión de soul y potente hard rock ha situado al cuarteto en puestos de privilegio dentro del negocio. Abren para bandas consagradas en grandes estadios y lideran sus propias giras en salas de capacidad mediana en las que agotan las localidades sin problemas. No es nada excesivamente novedoso lo que hacen, otros antes que ellos lo intentaron, pero su energía escénica, con el vocalista Ty Taylor como buque insignia, y un primer álbum con temas muy resultones les ha hecho ganarse el favor del público. Tuvieron que aplazar sus conciertos en Barcelona y Valencia el pasado verano por una urgencia médica de su guitarrista Nalle Colt, urgencia ya felizmente solventada y ahora regresan para cumplir con ese par de compromisos pendientes y añadir algunas ciudades más a la gira. La banda al completo se enfrenta a nuestro cuestionario para hablar del pasado, el presente y el futuro.

AGARRANDO EL TORO POR LOS CUERNOS

Os han definido como “James Brown al frente de Led Zeppelin”. ¿Qué os parece? ¿Ya teníais en mente esta fusión de soul y rock cuando empezasteis?

Ty: Es obvio que me siento muy honrado de ser comparado con uno de los grandes. He de decir que no crecí escuchando mucho de James Brown. Lo poníamos en mi casa, pero nunca lo estudié. Me dediqué más a bailar sus canciones que en intentar cantar o en ser como él. No teníamos nada definido cuando empezamos. Salió así. Cantamos y tocamos lo que nos emociona. Soy más de escuchar muchas cosas diferentes que de centrarme en un solo estilo.

Entonces…. ¿De dónde viene vuestra música?

Richard: Me siento influenciado por cualquier cosa que tenga alma y corazón, que te haga sentir algo al escucharla.  Al crecer, la música que más me llegó fue la de la década de 1970. Había tanta pureza en eso. Y claro, como músico,  la oleada de aquella época: Zeppelin, Who, Beatles, por supuesto, los Stones, Cream. También encontré mucha de esta crudeza expresiva en el jazz de los años 40 y 50. Amo la música salvaje, libre y expresiva. Y esa música también tenía un mensaje. Fueron años revolucionarios. Ese es uno de los factores que lo hace tan atemporal.

Nalle: Yo estaba hipnotizado por el sonido de la guitarra desde una edad temprana. El blues y la música rock eran mi eje de gravitación. Pero los músicos de flamenco como tu compatriota Paco de Lucia también tuvieron mucho impacto en mí.

Rick: Vengo de un bagaje rhythm & blues y el soul en cuanto a la música que más me inspiró: Motown, Stax, Prince, Stevie Wonder, EWF, etc. Los cantantes de soul son los que más me gustan y por eso me siento tan conectado a Donny Hathaway, Otis, Tina Turner o nuestro Ty Taylor (risas), etc… Pero también creo que la música es algo que solo cobra sentido si pones todo lo que tienes en ella y así también amo el hip hop, el rock  o el  pop. La buena música de todo tipo es música soul para mí.

Ty: Como te decía antes pues el  soul, el rhythm and blues clásico y el jazz.

 La acogida al primer álbum, The Bomb Shelter Sessions, fue estupenda. ¿Esperabais ese impacto?

Nalle: ¿Te gustó el disco? (Risas)

Sí, claro…

Nalle: ¡Pues gracias antes que nada! (Risas) Originalmente cuando entramos al estudio, no lo creíamos ni lo esperábamos. Pensábamos que sería algo para llevar y vender en los conciertos. Pero después de escuchar algunas de las tomas en la sala de control, empezamos a sentir que algo realmente especial estaba en proceso. ¡Era un material my crudo! Lo grabamos tocando junto en vivo. ¡En solo tres días los teníamos listo! Todavía ahora escucho ese álbum y disfruto cada minuto de él.

Decidís presentarlo en Europa antes que en vuestro país. ¿Cómo se os ocurre esa estrategia?

Rick: Fue algo instintivo, sabíamos que muchos de nuestros ídolos encontraron allí primero a su audiencia. Tuvimos la suerte de que nuestro agente, Doc McGhee, pensó de la misma manera. Fuimos a Londres después de un año de tocar en todo los clubes de Los Ángeles a la semana de hacer unos show en Londres ya actuamos en el famoso programa de televisión Later with Jools Holland. De repente empezamos a sonar por toda Europa poco después de esa actuación y después empezó a extenderse. Está claro que cambió nuestras vidas.

Vuestro siguiente lanzamiento fue un E.P. acústico. ¿Por qué eso en lugar de un álbum eléctrico para aprovechar el tirón?

Richard: Estuvimos de gira con ese primer álbum, casi sin interrupción,  durante cinco años. Esa cantidad de trabajo no nos permitió volver al estudio y preparar adecuadamente un segundo larga duración. Pero queríamos ofrecer algo nuevo a los fans. Así que nos pusimos y en un solo día lo teníamos finiquitado. Tocamos en acústico con la frecuencia suficiente para que fuera natural para nosotros grabar en ese formato. Incluso después de sacarlo incorporamos un pequeño set acústico en los conciertos.  También nos hacía gracia darle la vuelta a nuestra música. Así la rockera «Blues Hand Me Down» se convirtió en balada y la dramáticamente lenta «Run Out of You» se convirtió en un gancho directo. Fue muy divertido.

 Habéis actuado como teloneros de gigantes como AC/DC, Bon Jovi o The Who. Una gran oportunidad sin duda pero… ¿cómo se afrontan esas diferentes audiencias?

Nalle: No pensamos en eso antes de salir. Solo queremos subir al escenario y rendir lo mejor posible. Quiero decir, ¿cómo no puedes hacerlo así? Cuando se tiene la oportunidad de tocar ante un público masivo como ese. Cada uno de esos tours fue una oportunidad para conectar con un nuevo público, ganar nuevos fans, entonces solo queda salir y agarrar al toro por los cuernos. Sentimos que buena parte de las audiencias nos acogía de muy buen grado.

Os vi en Barcelona con AC/DC y la verdad es que el público quedó encantado con vuestro concierto…

Rick: Si lo piensas bien AC/DC son realmente el viejo rhythm and blues pero tocado al once. Podemos rockear como los mejores, pero las buenas canciones son siempre buenas canciones y si además haces un buen show pues, sean fans tuyos o no, el público lo reconoce y lo aprecia.

También en el Azkena Rock festival bajo una tormenta de órdago. Pero conseguisteis captar la atención del empapado público…

Ty: Estar sobre el escenario es mi droga favorita.  Encaro cada momento como si me fuera la vida, como si ese instante fuera el último. Sí, salimos como si nos soltaran de una jaula… (Risas)

El último álbum data de 2015. ¿Tendremos algo nuevo pronto?

Richard: Hemos grabado dieciséis canciones nuevas. En cuanto a su lanzamiento, vamos probar algo nuevo para nosotros que es lanzar una canción o dos a la vez cada mes más o menos. Y luego, una vez que lancemos lo suficiente, trataremos de ensamblarlo como un trabajo único. A principios de 2018 podréis escuchar alguna de esas nuevas canciones. Mientras tanto, acabamos de sacar una canción de Navidad y hay una serie de pistas extra de Vintage Trouble flotando por ahí que están disponibles si las buscas. Y es posible que también editemos un álbum en vivo…

¿Habrá cambios en el sonido? Una canción que adelantasteis, «Knock Me Out», presentaba ciertas influencias hip hop…

Rick: No nos vamos a limitar estilísticamente. No sería honrado, ni con nosotros ni con nuestros seguidores. Somos cuatro fuerzas diferentes y tenemos influencias diferentes en el colectivo. La mayoría de nuestros héroes nunca limitaron su musicalidad o su sonido. Constantemente probaban cosas nuevas. Esperamos tener siempre buenas canciones, que pueden ser entregadas de diferentes maneras. Al final del día, si quieres cantar, o si quieres bailar, hacer el amor o simplemente rockear, el sonido debería poder cambiar, pero el sentimiento no cambia.

 Para acabar, en la gira anterior cancelasteis algunos de los conciertos a última hora por un problema médico. Imagino que deseando volver para darles a los fans lo que están esperando…

Nalle: Puede sonar a tópico pero amamos vuestro país y el hecho de esas cancelaciones fue una verdadera lástima. ¡Así que estamos muy contentos de poder volver tan pronto! Tocaremos algunas de esas canciones nuevas y seguro que tendremos la magia que nos da tocar en un lugar que nos gusta tanto. ¡Nos vemos en breve!

TEXTO: MANEL CELEIRO

FOTOS: JAVIER ROSA

 

Deja un comentario

*