ENTREVISTA MYRIAM SWANSON (FLAMINGO TOURS)

Su primer disco (‘Right On Time’) les dio a conocer y les asentó como una de las bandas a tener en cuenta dentro de la escena fifities, roots o como le queráis llamar. Ahora regresan con ‘Lucha Libre’, un nuevo tratado de rock & roll pasado por su particular y heterogéneo filtro con nada veladas influencias de la cultura mexicana y fronteriza. Otra apuesta ganadora por parte de una de las bandas más sólidas de su escena. Para hablar un poco de su nuevo trabajo y otras cosas nos reunimos con Myriam Swanson, la aguerrida vocalista del grupo y esto es lo que dio de sí la entretenida charla. Y aprovechamos para recordaros que este sábado 14 de abril estarán presentando su nuevo disco en Barcelona, en la [2] de Apolo dentro del ciclo Curtcircuit.

IMPORTA LO QUE HACES, NO LO QUE ERES.

Cuéntame un poco como fue la recepción a nivel de crítica y público de vuestro primer disco ‘Right On Time’.

No nos podemos quejar, todas las críticas fueron muy positivas. El problema es que no pudimos girar mucho para presentarlo, el salir a la carretera es muy caro. Al menos ahora con ‘Lucha Libre’ si que nos ha salido la posibilidad de hacer una gira potente.

‘Right On Time’ fue un disco con mucha producción y que a nivel personal hizo que me vaciara del todo. Logramos tocar en festivales (Cruilla, Black Music Festival…), pero enseguida sentimos la necesidad de volver a grabar. Esta vez hemos hecho el material entre todos y creo que a las canciones le hemos dado una profundidad muy fuerte. También tengo que decir que en esta ocasión todo ha sido mucho más directo, sin muchos ‘recordings’ por encima de la base.

En este nuevo disco sin hacer ninguna ruptura con vuestro estilo, sí que se percibe una novedosa influencia de la cultura mexicana.

Eso está claro, nuestro estilo es el que es, no vamos a hacer ningún cambio radical. Pero Flamingo Tours sí que tiene una vocación temática que en esta ocasión era inevitable. Nuestro teclista Jorge Rebenaque gira con Bunbury y ha pasado con él por Texas y México, y parece que ha vuelto impregnado de esa influencia. Por otro lado a mí me apetecía volver a cantar algo en castellano. Volver un poco a mis orígenes cuando estaba en bandas de punk rock y a algún lado teníamos que dirigir nuestros pasos para que las cosas salieran en castellano. Tampoco es que el disco suene a mexicano por todos lados, pero si que creo que la cosa ha quedado un poco tex-mex.

También podría decir que nuestro primer disco es más naïve y este ‘Lucha Libre’ tiene como más mala leche.

Da la impresión de que vuestro primer disco era como el inicio de un viaje y este nuevo sería como la primera escala, que sería México.

Te diría que sí, pero tampoco quiero que la cosa se vaya de madre. Somos eclécticos pero dentro de un género determinado. Eso es algo que entendieron muy bien Marc Tena y Mike Mariconda (productores), que no queríamos salirnos de las fronteras estilísticas de nuestro género. Además creo que hay que tener una mentalidad abierta, especialmente de nuestras fronteras hacia fuera.

Otra de vuestras virtudes es que me parecéis una banda con mucha clase y estilo.

A ver, una cosa es que para este nuevo disco hayamos grabado una ranchera, que ya de por sí son de corte barriobajero y tabernario y otra cosa es nuestra manera de hacer las cosas y el tiempo que llevamos todos como músicos.

Yo es que he tenido dos etapas, una más básica y punk, y otra ya con músicos profesionales y de largo recorrido. El caso es que dejé atrás el punk rock y me metí en otros terrenos; blues, rythm & blues…y entras en otro mundo, la edad también te cambia y ves un poco lejano aquello con lo que empezaste. Obviamente todo eso se nota en lo que tocamos, siempre te queda un lado como más ‘cerdo’, pero eso quizás queda más para los directos. Uno se puede pasar una temporada preparando un disco y unas canciones pero cuando llega la hora de subir al escenario todo eso se tiene que sentir como nuevo y ahí es cuando te puedes desmelenar.

Pero en el escenario también se percibe que cuidáis la imagen. Que a nivel personal creo que es importante para una banda de rock & roll.

Yo tenía un grupo punk que se llamaba La Nueva Amenaza Para La Paz Mundial, y yo llevaba unas pintas del horror, aparte de cómo nos disfrazábamos para salir al escenario. Trabajando ya sola empecé a pensar en ese momento en el que te tienes que preparar para morir, en el que deberías ir con tus mejores galas. Ahí cambié el chip, también escuchando blues que me parece como algo más religioso y para ir a una misa has de ir muy bien arreglada. Un concierto sería algo parecido, es lo mejor que voy a hacer en ese día, en consecuencia no puedo ir de cualquier manera. No puedes ofrecer un buen viaje si vas con chanclas. Además tengo la suerte de que los músicos con los que toco son auténticos señores. También concibo a Flamingo Tours con un imaginario propio al que me gusta ir cambiando en cada gira.

A la hora de grabar ‘Lucha Libre’ y su influencia mexicana ¿Ha habido alguna banda o artista que os haya influenciado?

Siempre me han gustado esos discos antiguos de surf tejano que acabas recomendando a tus amigos. Para esta ocasión hay un disco que me gusta mucho que es de bandas de garaje mexicano y que se llama ‘Viva México’. Es muy divertido, no está especialmente bien tocado pero hay una sintonía ahí que se llama “El Mongol” que mola para abrir los conciertos o “Pancho Villa” de Link Wray para finalizarlos. Lo que pasa es que cuando estás metida en un tema se te van ocurriendo cosas para escuchar o ver en directo pero no hay nadie en concreto que nos haya influenciado. También hemos escuchado a Ry Cooder, concretamente el disco ‘Chávez Ravine’, un disco que sirve de modelo a cómo quieres sonar aunque luego acabes a mucha distancia de eso. Ese disco tiene una de las producciones más bestias que se hayan podido escuchar.

Háblame un poco del vídeo clip que habéis hecho para la canción ‘Guerrero’. La infuencia de Russ Meyer y Tura Satana es bastante obvia.

Claro, por supuesto. En Flamingo Tours hay una cosa muy importante, tanto a nivel musical como estético, y es el sentido del humor. Piensa que a día de hoy ya está todo hecho, no vamos a inventar nada nuevo, entonces se trata de hacer homenajes a todas esas cosas que tanto nos gustan del rock & roll, y no me duelen prendas a la hora de ser explícita. Para hacer el vídeo clip que a mí me gustaría hace falta mucho dinero, y como eso no es posible me decanto por hacer algún tipo de homenaje; con sentido del humor, cariño y cojones.

Hay una cosa que me gusta de Russ Meyer y Tura Satana y es ese espíritu salvaje, libre, irreductible, selvático…Esa mujer peleándose con hombres, haciéndoles placajes es algo que me pone muy burra. Yo creo que el mismo Russ Meyer no fue consciente de lo que había creado, aunque luego se fuera hacia el rollo más machista de ‘Vixens’

Y tú nombre artística Myriam Swanson. ¿Es por Gloria Swanson?

Pues la verdad es que no. Llevo con él desde los diez u once años, cuando empezaba a cantar. Fue como una especie de juego donde me creaba mis propios personajes. Siempre he tenido un sentido muy literario de las cosas, y pensé que si tenía un nombre de starlet me daría menos cosa salir al escenario. No lo use en mis aventuras blues y punk, pero el nombre estaba ahí como llamándome. Y cuando ya me adentré en el rythm & blues vi que tenía que ser ella. Creo que es muy recomendable que desde niño la gente se cree un personaje, ya que te forjas tu personalidad pero hay cosas que no tienen cabida en ella y ahí le puedes dar salida. Es un poco el rollo que llevaba Tom waits que en cada entrevista daba datos inventados sobre su vida. Creo que si lo resumiéramos se podría decir que realmente no importa quién eres…sino lo que haces.

XAVI MARTÍNEZ

Deja un comentario

*