ENTREVISTA MICHAEL SCHENKER

Parece que la idea del Michael Schenker Fest ya se ha establecido como algo habitual para el guitarrista alemán tanto en directo como en estudio. Tanto que este próximo veinte de septiembre se publica a través de Nuclear Blast el segundo trabajo bajo este nombre, junto a los cuatro vocalistas que más relevantes han sido en la historia del MSG.Y para promocionar esta nueva referencia discográfica el bueno de Michael Schenker se presentó en persona en un hotel de Madrid. Allí en una habitación estaba Michael ataviado como si fuese a salir a escena y cordialmente saludó, ofreció algo de comer y beber de un catering allí dispuesto, y nos sentamos a charlar. 

MÚSICA PERSONAL, PURA Y SIN PRETENSIONES

¿Cómo surgió la idea de grabar un álbum con los cuatro vocalistas que han formado parte de la historia de MSG?

Bueno, un día me di cuenta de que llevaba muchos años tocando los temas más populares de MSG pero sin los cantantes originales ¿sabes? Pensé en ello y me di cuenta de que necesitaba hacerlo con ellos y contacté con los cantantes que me acompañaron en aquellas canciones. La verdad es que fue fácil con los cantantes de los ochenta,estuvieron encantados de hacerlo;  integrar a Klaus y Phil resultó más complicado. Ellos lo hicieron posible, cuando se lo propuse se mostraron felices y entusiasmados con la idea. Lo mismo sucedió con los músicos de aquella época… y nos pusimos a ello.

Empezamos tranquilamente haciendo un concierto en un Sweden Rock, luego empezamos un tour, luego se grabó un DVD y la gente se dio cuenta de lo que pretendíamos y lo veían en YouTube. Un día me vi diciéndome a mí mismo: ¿por qué no llevar el Michael Schenker Fest al estudio? buscamos sello discográfico y al final lo hicimos con Nuclear Blast y asi hemos grabado el primer disco, “Resurrection”.

Mientras tanto, antes de grabarlo, tenía a Doogie White todo el día diciéndome; “¿Michael cuándo vamos a continuar con Temple of Rock?” Y le dije, “Tranquilo he tenido una idea, nosotros somos Temple of Rock, tienes que unirte al Michael Schenker Fest y así tendremos pasado y presente”. Además durante la grabación Robin, Graham y Gary tenían algunos  temas nuevos, y funcionó todo muy bien, la verdad.

Por otro lado, en aquellos días mi música podía ser algo diferente, yo me encontraba en estado de “Metal total” en mi cabeza. Como cuando con catorce años copiaba a Led Zeppelin, Deep Purple o Black Sabbath con Klaus. Yo pienso en la música metal como una pantalla, mientras que la guitarra solista es expresión personal pura, yo pinto con mi guitarra sobre la música metal. El metal es un sonido conocido pero lo que yo saco de dentro hacía fuera es desconocido, está escondido en mi interior y cuando me abro y lo dejo salir, es cuando la gente puede verlo y escucharlo. Seguí  haciendo eso creando así mi propio estilo a la guitarra.

Es cierto que tienes un estilo muy personal, que ha influido en muchos otros guitarristas. De hecho, allá por los ochenta, empezaste a experimentar con la guitarra; explorando otras posibilidades y sonidos diferentes a lo hecho anteriormente.

Si empecé con la guitarra y con 17 años dejé de escuchar música y de copiar. Sabía interiormente que…, ya sabes… Este tío ya está haciendo esto ¿por qué debo yo hacer lo mismo cuando puedo hacer otras cosas que salgan de  mí? Así que dejé de escuchar música, no siempre es posible, a veces entras en una tienda o local y suena algo; pero nunca escucho la radio, no tengo reproductores en casa, ni escucho música en el coche prefiero pensar o meditar

Imagino que eso mantiene tu cabeza despejada para pensar y crear nuevos temas, ¿no?

Si así es, es la verdad

Querría también preguntarte ¿Por qué decidiste grabar con los cuatro cantantes en vez de elegir uno de ellos solamente?

Es porque quería sonar lo más parecido a los temas originales. Tuve tres cantantes en la época de Michael Schenker Group, y  es por ello que necesitaba a los tres. La idea ha sido que en directo los temas suenen como sonaron en su día. También tratamos de involucrar a Klaus y Phil, pero como dije antes, era más complicado.

Entonces piensas, al igual que yo, que los cantantes son importantes en el sonido final del grupo

Bueno, las canciones se escribieron, mi música se escribió con ese cantante que aporto sus matices a la canción y lo que he querido es recuperar eso, la voz original para mí y para la audiencia.

Por otro lado, la mayoría son canciones clásicas, pero hay temas nuevos ¿los compusiste pensando en el cantante que iba a interpretarlo?

No, Jamás lo he hecho….ni con Klaus (risas)

¿Fue complicado el proceso de grabación al tener que hacer diferentes ajustes para cada cantante?

Puse todo junto y metí unas  bases rítmicas electrónicas,  para que todos supiesen los tempos, antes de mandárselo a los músicos y a los cantantes. Se mandó a todos a la vez. Doogie eligió  dos y sabía que eran para él, estaba contento con las que eligió, Robin eligió otra y yo sabía que era para él, Graham cogió las otras 2 y al final del día todos estaban contentos. No sé cómo, pero salió bien.

Así que eligieron ellos que temas iban a cantar….

Sí, pero, Doogie lo tuvo muy claro, se identificó con esas dos canciones, tenían que ser para él. Los otros tardaron un poco más en decidirse.

En el disco anterior y en este nuevo  álbum hay canciones en las que cantan todos juntos.

Sí, hay tres en este y realmente queríamos una cuarta, pero en ese momento Ted McKenna falleció y además tuvimos problemas de tiempo. Queríamos tener invitados en el disco, pero tuvimos que desecharlo porque llevaba mucho tiempo y se nos venía encima la segunda parte de la gira americana del Resurrection Tour. Un nuevo batería tenía que aprenderse cuarenta y cinco temas; Simon Phillips, el primer batería de MSG y que es como de la familia, estuvo de acuerdo en ser el batería pero solo para el álbum no para el directo. Así que estuvimos yendo y viniendo a Inglaterra y nos las arreglamos para terminar y masterizar el álbum a tiempo para la presentación a la prensa y la fiesta. Recuerdo que un tipo dijo: “Resurrection me hace feliz, pero Revelation es la fiesta”

Así que teníamos tres canciones en las que cantaban todos, pero con la cuarta se complicó todo, no terminaba de salir, tal vez porque era más rápida y un estilo un poco Funk,  y como te he dicho andábamos justos de tiempo. En un momento  dado Michael Voss nos comentó: “He estado trabajando con un cantante muy bueno que trabaja con Ritchie Blackmore y se llama Ronnie Romero”. Me pareció muy buena idea, le  pregúntamos y a Ronnie le  encantó la propuesta.  Su voz es diferente a la de los otros y le dio otro matiz al disco. Así que al final pudimos tener un invitado especial inesperado. 

Ahora quería hacerte una pregunta, sobre el diseño gráfico de las portadas de los dos discos; en el primero “Resurrection”  parece como si fuese la última cena,  en la portada del segundo apareces crucificado en tu guitarra. ¿Tiene algún significado religioso?

Difícil (risas) En el primer álbum mi idea inicial era representar la fiesta de Michael Schenker en el estudio, una mesa grande con mucha comida en ella, mujeres con grandes pechos, jarras de cerveza y al fondo el estudio de grabación; Michael Schenker Fest celebrando en el estudio. Pero resulta que Michael Voss dio la idea sobre la última cena y Doogie estaba escribiendo cosas para la iglesia. No sabía que estaba pasando ahí y finalmente me rendí ante la evidencia.

Respecto a la portada de este segundo álbum, es una idea que tenía en la cabeza desde hace siete, ocho años, pero nunca se dio la ocasión para hacerla. La gente que me conoce  puede entender lo que significa la portada, sobre todo los que me conocen bien o lo suficiente de entrevistas y charlas de todos estos años. Los que no me conocen suficiente deben saber que representa la lucha entre  pureza y pasión contra avaricia y corrupción; está el César por un lado y por otro Jesucristo. Mi historia musical es similar a la de Jesucristo, pues mi enfoque  es la expresión personal pura y la música sin expectación ni pretensiones, sin hacerse notar; aunque  hay gente que hace música por otros motivos; al fin y al cabo así es como funciona el mundo, ¿no? Así el César de alguna manera  estaba celoso de Jesucristo y lo puso en la cruz.

Cuando comencé mi etapa intermedia, había gente que se lo tomó mal y se enfadó mucho conmigo porque querían hacer negocios conmigo, pero yo no quería hacerlo y había decidido que no quería fama ni éxito; quería experimentar con la música, conocerme a mí mismo y aprender  de la vida, etc etc. Ya sabe,s  tienes que vencer, superar para ser libre o puedes  decirlo también como: “el que se conquista a si mismo consigue más que el que conquista el mundo”.  Y además durante esa época viví situaciones en las que trataron de humillarme o sabotearme

¿En serio?, Que miserables.

Me acuerdo de una ocasión en la que me invitaron a una jam con músicos famosos, delante de miles de personas y me dieron una guitarra totalmente desafinada,  para tratar de dejarme en  mal lugar. No le di mucha importancia entonces, cuando pasaron estas cosas, pues estaba en otro lugar, la verdad yo no estaba muy conectado al mundillo; hoy en día veo claramente de que iba todo aquello y lo que pasó entonces.

Por eso y dado que la “Flying V” es parte de todo, me puse en la guitarra y si te fijas  los miembros de la banda están  en una actitud  de rebelión como queriendo ayudarme. De hecho no puedes saber si me llegan a crucificar finalmente.

Es una buena historia, no sabía de esas “zancadillas”. Parece ser que eres una persona honesta especialmente contigo mismo, enhorabuena; es envidiable. Por cierto el disco lo produces con Michael Voss, quien fue el primer cantante de Michael Schenker Temple of Rock, ¿Por qué no canta él?

Lo que pasó es que estaba listo para hacer un nuevo disco y Gary Barden me  presento a Michael Voss. Así que  un día fui al estudio y el andaba por allí y le dije: “Michael quiero hacer una demo ¿puedes ayudarme con las voces para ver qué tal el tono?”.  El empezó y exclamé: “¡Hey sabes cantar! ¿Por qué no haces las voces del disco?” Yo hice que  descubriese que podía cantar, fue muy gracioso.

Suele ocurrir que cuando el dinero no es lo más importante se suele disfrutar con lo que se hace. Bueno para terminar quería hablar algo del pasado. Llevas en esto unos cincuenta años, estuviste en Scorpions, en UFO, creaste  Michael Schenker Group, saliste de todos y fuiste por tu cuenta. Cuando uno ha pasado y vivido tanto ve las cosas con perspectiva y a veces miras atrás y suele haber  algún recuerdo que te hace esbozar una sonrisa  de satisfacción, como diciendo esa fue una buena época. ¿Cuál de las etapas te hace sentir así?

Los años intermedios porque me lo dieron todo, me dieron a mí mismo.

¿Los noventa?                    

Empezó con “Into The Arena” justo después de ‘Strangers in the night’, lo dejé todo de lado; enfocándome  en una nueva era, una nueva forma de hacer las cosas, experimentando, saliendo fuera de la rutina anterior. Me dediqué a explorar la música, estuve haciendo cosas extrañas,  tocando riffs uno tras otro. Pude hacer tres álbumes y un montón de grabaciones.

¿La serie de álbumes llamados “Thank You”?

Si… todo eso tenía que pasar, e imagino que a Ozzy no le hizo muy feliz (risas) (Parece ser que Michael recibió ofertas para unirse a la banda de Ozzy Osbourne)

Tampoco creo que tu  hubieses sido muy feliz con el

Es posible (risas)

Imagino que cuando hagáis el tour de “Revelation” haréis fechas en España.

Por supuesto

Ya sabes lo que se dice del público de España

Si, la verdad es que es muy apasionado

TEXTO: LUIS QUIRÓS

FOTOS: LECUMBERRY






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*