ENTREVISTA JAMES WILLIAMSON (PARTE 1)

La historia de Iggy And The Stooges solo podía ser un cuento retorcido lleno de pasajes inverosímiles y extraños. Los pioneros, en cualquier campo, están destinados al no reconocimiento inicial, aunque –con un poco de suerte- este acabe llegando. El pionero siempre opera a distancias de abismos de la convención y suele ir directo a lo abyecto, a la incomprensión total. Sacrificios creativos, extremismos e idealizaciones son los que han hecho evolucionar el rock’n’roll (ese que tanto les rechazó) a saltos cuánticos. Los proteicos Stooges han invitado a la genialidad, al fracaso, a la innovación radical o al tardío triunfo, como una de las bandas más extremas y originales que ha habitado el rock. James Williamson, como guitarrista, permanece como un epicentro de visceral originalidad e innovación en los Stooges: sus riffs capturan indómitas fisuras e intensidades procedentes de creativas locuras, los sentidos eléctricos detonan tabús mientras sumergen a la banda en su poder durante actuaciones de emisión de enrevesados, aunque mercuriales, electrones. En vivo, incluso hoy, Iggy And The Stooges se mantienen como portento de concentración imaginativa, reduccionista y de reactiva sedición en el ámbito de los conciertos, para magnetizar ahora dentro la convención musical, aunque en esta época ya sean parte de incluso reconocimientos oficiales. Y podemos hablar de sus titánicas actuaciones en el presente, ya que Williamson insólitamente no descarta, y aquí revela, la posibilidad de una futura vuelta en alguna permutación James Williamson/Iggy Pop. De eso y mucho más hablamos con el genial guitarrista. Esta es la primera parte de una extensa entrevista que, por supuesto, aúna logros pasados con un flamante presente con mucho futuro por delante.

ARQUETIPOS, RIFFS E HISTORIA DE UNA CRUCIAL META-BANDA

Has trabajado para Sony, compañía para la que eres consultor. ¿Tiene tu aproximación al rock ‘n’ roll que ver con lo primitivo y espartano que subyace en tu música, dada la naturaleza de Iggy And The Stooges, en potencial contraste con un mundo de tecnología, teóricamente más sofisticado?

Bueno, soy la misma persona, tanto en los Stooges como en Sony (Risas). Como sabes, los Stooges es una banda muy visceral y Sony, por otra parte, responde a una concepción más cerebral. Eso sí, ambos entes tienen fuertes componentes emocionales en sí mismos: la gente que compra productos de la compañía suele tener una relación bastante emocional con los mismos; por ejemplo, todos nosotros hemos vivido los tiempos del walkman… ese era un producto con el cual la gente se identifica, algo que marca una época. Ambos entes, Stooges y Sony, tienen en común el establecer una conexión entre personas, llegar hasta el interior de la gente.

Entonces, ¿le aplicas la palabra ‘emocional’ a Stooges? Creo que ‘Raw Power’ es un disco extremadamente emotivo, dentro de lo implacable de sus vísceras.

Sí, utilizaría esa palabra. De hecho, yo soy un guitarrista muy emocional (Risas). Es precisamente de donde procede ese sonido… de la emoción.

James Williamson today                                         Foto: Heather Harris

‘Re-Licked’ es un proyecto que llevas tanteando durante mucho tiempo. Corrígeme si me equivoco, pero tengo algunas cosas en mente sobre el hecho de que has dejado a los diferentes cantantes imprimir sus diferentes puntos de vista sobre temas justamente míticos. Hay cualidades transformativas a lo largo del álbum. A Carolyn Wonderland la has elegido para cantar “Open Up & Bleed” y, como blues woman de excepción, ella impone una reconfiguración sobre el tema. Luego, “Cock In My Pocket” es interpretada a través de dos ópticas distintas: una heterosexual, con Nicke Anderson, y otra definitivamente gay con Gary Floyd. ¿Esto es algo que has contemplado en el proyecto, darle a los temas identidades o dimensiones diferentes?

Sí, es así. Y creo que es muy astuto por tu parte llegar a esa conclusión (Risas). ¿Has visto el DVD que acompaña al CD?

No, solamente los temas en audio como avance para prensa…

Vale, pues si ves todo el DVD apreciarás que mis instrucciones a estas personas, a estos artistas, han sido como productor. Y estas han sido que ellos se relacionasen con estos temas a su manera. Todos conocemos las versiones originales de los temas, con Iggy cantándolas en bootlegs… y jamás se trató con este proyecto de hacer la mejor versión de Iggy que pudiese hacerse. ‘Re-Licked’ ha querido reunir a gente que tiene mucho talento, y que ellos interpretasen estas canciones a su manera. Creo que este álbum es, en alguna medida, un tributo a lo que Iggy y yo escribimos juntos, a nuestra manera de componer. Quería tener a gente que pudiese aportar otras cosas, otros elementos a esta música. Como enfatizas, fue un extra añadido el tener a un tipo gay y dejarlo en el estudio cantando “Cock In My Pocket”. Fue hilarante.

Debo decirte que es justo lo que quiero de un disco, esas reconfiguraciones de algo que simplemente se espera como sacrosanto e intocable, que se juegue con ello. Sin topicazos.

Gracias, ¡y fue tan divertido para Gary cantar ese tema! Es un tipo muy cool. Y luego tenemos a Carolyn Wonderland, haciéndose con esa canción. En esta ocasión, ¡una para las chicas! Y funciona, ¿sabes?

¿Crees que estas nuevas interpretaciones, siendo las definitivas de estudio de esos temas, podrían eclipsar, aunque de manera fragmentaria, a las del propio Iggy? Aquellas versiones originales tan lo-fi de los bootlegs, podían resultar tan frustrantes de escuchar…

Te diré que es algo que no me importa. Los comentarios sobre esto en su mayoría, si no todos, son justo lo opuesto a lo que tú comentas. Y tampoco estoy de acuerdo con los que piensan que, sin Iggy cantando estos temas, todo será circunstancial y no tendrá importancia en el tiempo. ¿Sabes una cosa? Siento que estos temas podrían perfectamente ser recordados por estar llevados a cabo por todos estos cantantes. Eso ha ocurrido en tantas ocasiones en la historia de la música… por ejemplo, el “Hound Dog” original de Elvis Presley no fue cantado por él, pero una vez que él la cantó nadie recuerda a Big Mama Thornton. Nadie la recuerda. Así que sí… sí que puedo anticipar que esto ocurra, y es algo bueno, ya que esto trata más sobre las composiciones en sí, y no sobre el cantante.

Stooges today Iggy James

De todos modos, habiendo visto a Iggy & The Stooges en innumerables ocasiones, y conociendo el nivel en al cual habéis estado tocando en vivo, desafía la lógica que Iggy no las haya querido cantar. Me hubiese gustado ver un doble compacto de todo esto: uno con Iggy y el otro tal y como ha sido ‘Re-Licked’.

Te entiendo, pero realmente no puedo hablar o comentar sobre las motivaciones de Iggy. Lo único que te puedo decir es que, al final de la última gira, como banda nos dimos un necesario descanso, y creo que él quería y necesitaba un descanso apartándose de todo esto. Él ha estado girando de manera constante durante los últimos cuarenta años y… necesitaba parar. Estuvimos hablando largo y tendido sobre la grabación de este disco hace un par de años, antes incluso de grabar ‘Ready To Die’, y te diré que rechazamos la idea en ese punto, por la misma razón que estamos hablando ahora sobre ello: no importa lo que hiciésemos como los Stooges, siempre sería comparado con ‘Raw Power’… y ello sería especialmente cierto con este proyecto, donde encuentras esos temas, para luego compararlos con versiones pobremente grabadas de la banda original en vivo. No obstante, habiendo temas registrados en la época, con la voz de un Iggy más joven… ya sabes, su voz ha cambiado mucho, por lo que acabamos pensando que no sería una buena idea que grabara estos temas ahora. Y honestamente, creo que tomamos la decisión acertada. Hicimos un álbum, ‘Ready to Die’, con mucha nueva música, y se comparó en su mayoría, favorablemente, con ‘Raw Power’. Estoy orgulloso de ese álbum, muy contento de que lo grabásemos: esa grabación dejó a este disco como un proyecto aparte de la banda. Realmente, todo empezó con Carolyn Wonderland.

Cuéntanos un poco más al respecto…

Originalmente, no tenía la intención de grabar un álbum entero. Solo quería grabar esa canción con ella… ya sabes, Carolyn es muy Janis Joplin, y quería ese tipo de voz para un tema en concreto. Y lo que ocurrió es que ella se hizo completamente con la canción (Risas). La hizo suya. Así que pensé: “¿sabes una cosa? ¡Puedo realizar un álbum entero!”. Así es como comenzó todo.

La toma de otra mujer sobre otro clásico vuestro, la de Lisa Kekaula en un tema tan testosterónico como “I Got A Right” es algo digno de mención, pues personifica la clásica intensidad Stooge.

Oh yeah! Bueno, esa es otra historia que une a todos los cantantes que han formado parte del proyecto. Algunos llegaron por amistad, otros por recomendaciones… y en el caso de Lisa, yo nunca había escuchado nada de ella. Me encontraba en Los Angeles y Joe Cardamone, de Icarus Line, que canta “Pinpoint Eyes” en el disco, tiene un pequeño estudio allí: podíamos utilizarlo para hacer tomas de voces y ese tipo de grabaciones. Estábamos hablando un día y me preguntó: “¿Has escuchado a Lisa Kekaula?” Le dije que no, pero la llamo enseguida y ella vino esa misma tarde. La única canción que yo tenía disponible para que cantase es ese momento era “I Got A Right”. En ese momento, era el único tema, así que empezamos a improvisar y… ya conoces el resultado (Risas). Nada más cantarla, fue como… ¿qué acaba de ocurrir? Fue increíble, así que tuve que publicarlo como single. Un par de meses después, pedí a Lisa que viniera de nuevo para grabar junto a ella “Heavy Liquid”, simplemente porque todo resultaba tan poderoso con ella.

Sin los hermanos Asheton entre nosotros, ¿cómo ves la identidad de la banda ahora? ¿Crees que podría reactivarse en un futuro o quizás sería más realista esperar una identidad Williamson/Pop como la que llevasteis a cabo con ‘Kill City’?

Te diré que todas esas cosas son aun posibles. Hay ciertamente una conexión fuerte entre él y yo, y además en términos sobre lo que es la base de fans. Siendo honesto contigo, no creo de verdad que los fans, de alguna manera, diferenciasen entre las identidades. No demasiado. Estuvimos tocando el material de ‘Kill City’ consistentemente durante los últimos años y… a nadie le importa. No les importa. Y podrías decir, “bueno, esos no son los Stooges” ¿De verdad que no? Es lo que la gente quiera que sea. Y pienso que, realmente, de alguna manera decirte esto a continuación va a ser blasfemia para algunos: hay gente que ha escuchado ‘Re-Licked’ y, a pesar de que la voz de Iggy no está presente en este material, sienten que esas canciones son los Stooges. Suena a Stooges, fue escrito por Iggy y por mí…

Iggy & The Stooges London live   Foto: Robert Matheu

No creo que sea posible confundir tu manera de tocar la guitarra con ningún otro guitarrista. ¿Te ves dentro de un linaje de guitarristas que proceden de las estéticas y realidades e inspiración del Delta Blues? ¿O de las de Hendrix o lo iconoclasta e innegable de Howlin Wolf?

¿Sabes?, yo no conocía a ninguno de esos artistas excepto, posiblemente, a Hendrix, hasta mucho más tarde en mi evolución como guitarrista. Pero incluso Hendrix, estilísticamente, estaba extremadamente lejos de todo. Literalmente, yo desarrolle mi estilo como guitarra por mí mismo. Esto era porque no quería copiar los temas de otros, algo que resultaba muy duro. Mucho más fácil fue para mí escribir mi propio material: utilizaba mi guitarra como una desembocadura emocional cuando era un adolescente. Ahí es donde encontré y pude evolucionar mi estilo, el de downpicking. Esa manera intensa de tocar, el utilizar los dedos sobre las cuerdas de una manera muy concreta, es único a mi sonido… pero en el sentido de cómo una persona se desarrolla aprendiendo a tocar una guitarra. No sé, probablemente comparta raíces similares con todos esos grandes guitarristas (Risas).

Ahí quería llegar. No hablaba de influencias estilísticas, sino de ideas que originan tu particular concepción de pureza e inventiva a las seis cuerdas. En tu caso, ese riesgo al abordar tu propia técnica es algo muy especial.

Gracias. Quizás sea así. Esos artistas aprendieron por sí solos, desarrollando sus propios estilos… terminaron llegando a la gente. En ese sentido, es lo que yo he hecho.

¿Qué es lo más duro en relación a trabajar con alguien del calibre de Iggy Pop, y qué sería lo más satisfactorio?

Vaya… Es muy difícil contestar esa pregunta. Es complicado hacerlo con exactitud, ya que prácticamente solo he tocado con Iggy Pop (Risas). Tuve otra banda antes de tocar con él, The Chosen Few, pero fue algo muy breve; y aparte de eso, toqué en bandas de versiones en la escuela secundaria, ya sabes. Pero en términos de mi carrera en la música, me he movido casi exclusivamente junto a él. No tengo un contexto real que darte. El compararle con otros… no sabría decirte. Acabo de grabar un álbum con otras personas, y puedo decirte que todos ellos son mucho más fáciles en lo relativo al trabajo (Risas). Por otra parte, Iggy es un tipo único en su género, y por consiguiente quizás yo lo sea también. Tenemos la habilidad para escribir y componer esa música juntos, a través de todas las dificultades que puedan surgir. Cuando fuimos jóvenes, éramos muy prolíficos: escribíamos y producíamos tema tras tema, continuamente. Hoy en día, vamos más despacio, pero aún podemos hacerlo. Los problemas que tenemos son comunes a los de otras bandas, especialmente esas en las que encuentras a dos integrantes de muy fuertes deseos y pensamientos, personas con diferentes estéticas y diferencias sobre qué tipo de visión debe tenerse sobre las cosas… algo muy común, realmente.

TONY SANDERS

Deja un comentario

*