ENTREVISTA DIRTY ROCKETS

Diez años en la brecha dándolo todo por y para el rock & roll. Así de puros son y parece que lo quieren seguir siendo. Su blues punk como a ellos les gusta denominarlo tendrá una fiesta de presentación el próximo once de mayo en el Barbara Ann de Barcelona. Edu Rocket vocalista y saxofonista nos pone al día de la actualidad más rabiosa de la banda.

POR PURO VICIO AL ARTE

En breve vais a celebrar un concierto/fiesta con motivo de vuestro décimo aniversario ¿Cuáles son tus sentimientos al echar la vista atrás y recordar esta última década?

Pues corto y raso en cuanto a lo musical, una gran satisfacción  haber hecho siempre lo que nos ha apetecido sin tener que habernos puesto ningún tipo de corsé. Y en cuanto a lo vivido, experimentado y gente a la que hemos conocido y con la que nos hemos relacionado, el balance de hechos positivos gana con creces al de negativos.

Parece que Dirty Rockets lleváis una temporada con actividad un poco esporádica ¿Me puedes explicar un poco cual es el presente de la banda?

Bueno tienes razón, yo incluso diría que llevamos una temporada de diez años con actividad esporádica (risas). Las cuatro grabaciones que hemos editado han sido cada una con un batería distinto. Ahora mismo estamos con el quinto batería  que ha pasado por la banda, Fer de los Sinciders, un diablillo lleno de rock & roll el tío, pero me refiero que la falta de  estabilidad de un puesto en la banda no facilita que esa actividad no sea de otra manera que esporádica.  Ahora en este retorno, después de la salida de Rivero, se ha incorporado también Juancar al bajo, un viejo y gran amigo de la banda. Los dos se han acoplado muy bien, y vienen con ganas y energía.

Yo os definiría como una banda de garage/punk pero con una influencia muy notable del rock & roll cincuentas, lo cual da una elegancia notable a vuestra propuesta ¿Estarías de acuerdo?

A nosotros nos gusta llamarlo Blues Punk, todo y que el tema de las etiquetas y de situarlas en el tiempo es un poco absurdo, al que tiene algo que vender quizás le pueden ir bien, pero por lo demás, te puedes identificar más con una corriente que con otra pero delimitarlo muy estrictamente no nos interesa. Estoy de acuerdo  que  la base musical  de lo que hacemos se sitúa en los cincuenta, luego pasan cosas a partir de ahí (risas). Gracias por el cumplido.

Está claro que vuestras influencias son diversas pero si tuviera que acotar diría que las dos principales son Little Richard y The Sonics ¿Voy errado?

Bingo, son dos referentes absolutos en el espíritu de la banda. Tanto en lo musical como en la actitud. Nos flipan por encima de todo esos artistitas y grupos que sobrepasan estilos, y que resultan rompedores en su escena y momento, sin duda ellos dos lo son. Little Richard fue el primer punk (con permiso de Esquerita). Ahora es más fácil y natural mezclar  estilos y gustos, cosa siempre saludable, pero hace muchos años esos grupos eran de esos pocos que ponían de acuerdo a diferentes  melómanos y tribus de muy marcado y distinto pelaje.

Como dices tenemos muchas otras influencias, aparte de los nombrados y alguno más evidente. Siempre nos han dicho que Dirty Rockets suenan muy personales, que  suena a Dirty Rockets,  pero  te sorprendería quizás la cantidad de grupos que nos han apuntado a los que les hemos recordado en algún momento, un abanico que va de Hanoi Rocks a La Polla Records o de Dead Kennedys a Los Enemigos. Sin duda todos esos grupos están en el ADN y en las colecciones de discos de los componentes de la banda.

Vuestro último disco ‘Death Or Fun’ data de 2016 ¿Cómo lo ves con la perspectiva que da el tiempo?

 Después de él llego el EP “4” con el que variamos un poco la formula. “Death or Fun”  como es un disco que no respondía a modas ni tendencias, sigue  sonando fresco. Tiene un sonido propio y se reconoce a la banda. Una buena coz y a la vez muy bailable. No sé si está bien que lo digamos nosotros -supongo que no- ¡qué demonios!, pero con lo que se dijo de ‘Death or Fun’, al final nos convencieron de que era un disco cojonudo (risas). Con el tiempo lo valoramos cada vez más.

El título es toda una declaración de intenciones ¿Es la filosofía de la banda?

Totalmente. Es quizás un tópico, pero si no te diviertes en la música, o en lo que sea, no vale la pena seguir con ello.  A veces pasas por momentos menos divertidos, intensos o interesantes y  vienen los parones.

El disco está publicado por Clifford Records. Un sello que creo que tiene muy buen gusto con todas las bandas que publica ¿Cómo ha sido vuestra relación con ellos?

Buenísima. Laureano, que es la principal persona que está detrás del sello, es un tío muy majo. Las conversaciones musicales con él a través del  móvil,  a veces han sido interminables.  El catálogo de Clifford es muy variado  estilísticamente, pero como dices, coincido en que la selección es muy cuidada.

¿Cómo está el tema de grabaciones? ¿Hay algún disco nuevo a la vista?

Hemos estado casi un par de años de parón, y en estas bandas, después de ese tipo de paradas no se sabe bien que va a pasar luego. Aquí no se vuelve por pasta, aquí se vuelve por puro vicio al arte o por aburrimiento. Realmente dijimos, vamos hacer un concierto de celebración, y después de algunos ensayos con los nuevos miembros llevamos tres conciertos y la relación y las sensaciones son muy buenas. Así que es muy probable que sigamos quedando en el local y lo que salga de ahí… pues el tiempo lo dirá.

En vuestra trayectoria habéis tocado en diversos eventos y también habéis abierto para algunas bandas foráneas como The Fleshtones. En este aspecto ¿Cuál sería vuestra experiencia más satisfactoria?

Pues no sabría que decirte, hay un montón de momentos especiales y gente con la que no pensábamos compartir escenario, y desde luego que llevarte el guiño de ojo, la sonrisa sincera y la agradable conversación de gente a la que admiras y con la que has disfrutado en sus conciertos es algo muy especial. Pero creo que lo que más se disfruta es el directo en sí, ni el antes ni el después, el directo, lo que está pasando en ese momento, que si está saliendo bien y ves al público disfrutar, es algo que te da un chute comparado a muy pocas cosas.

 Este próximo once de mayo tenéis en Barcelona un concierto de celebración por vuestro décimo aniversario ¿Qué no podéis adelantar sobre él?

Estamos muy emocionados con este concierto, y el Barbara Ann es el club perfecto para hacerlo, nos encantan este tipo de escenarios tan cercanos.  Lo planteamos como una auténtica fiesta  y celebración del rock & roll en la que reunirnos con un montón de gente apreciada y  querida, así que estáis todos invitados a venir. Nos van a acompañaran en las tablas músicos y amigos que han pasado por la banda y nos han ayudado, lo cual para nosotros lo convierte en un concierto único.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS DIRECTO: XAVI MERCADÉ

Deja un comentario

*