ENTREVISTA AURELIO MORATA

Vuelven dos ex Rebeldes originales y bajo sus propios nombres; Morata & Sorolla. Las dos terceras partes de la formación original de la histórica formación rockabilly han grabado un disco donde se han recreado con algunas de las canciones de la historia que más les ponen pero pasadas por su filtro rocker. Y alguna que otra presentación ya hay a la vista, la primera esta misma semana en Barcelona. Muchas novedades para los dos históricos músicos, así que tocaba reunirse con Aurelio Morata en su estudio para que nos pusiera al corriente sobre este delicioso ‘Taking a Break’ que acaban de publicar, y por supuesto de alguna que otra cosa más.

¿TOMÁNDOSE UN RESPIRO?

Cuéntame un poco la historia de este ‘Taking a Break’. Cómo se inició, cuáles han sido los motivos…

Todo empezó en octubre de 2017 debido a un intento de reunificación de Los Rebeldes originales. Se planeó una gira, y ya que estábamos puestos yo propuse de por qué no hacer también un disco, para hacerlo un poco a lo grande ya que estábamos a dos años del cuarenta aniversario de la publicación del primer disco del trío original.  Hubo un primer ensayo para ver cómo funcionaba la cosa y también por otro lado se intentaba cuadrar todo a nivel económico, ya que Rebeldes es una marca que sigue funcionando, hay unos intereses, unos managers, una discográfica…Los músicos somos tres y teníamos voluntad para llevar todo hacia adelante, pero….

¿Agentes externos?

(Risas) Efectivamente. Y llegados a este punto nos dimos cuenta de que no había magia.

La vieja química no funcionó.

Más o menos, pero también te puedo asegurar que los susodichos agentes externos hicieron todo lo posible para que esa química no funcionara. Lo que pasa es que yo llevaba ya un tiempo con este tema a nivel de producción y había vuelto a tocar el contrabajo que era mi instrumento en la formación original de Rebeldes, ya que hacía tiempo que lo había dejado de lado. Con esto quiero decir que ya llevaba un tiempo involucrándome en el proyecto y al truncarse todo me planteé seguir, como si no quisiera quedarme a medias. Y lo enlacé con una idea que ya me rondaba por la cabeza hacía tiempo, que era grabar un disco con versiones de algunas canciones que me gustan mucho. Así que aprovechando las circunstancias empecé a maquetar canciones en mi casa, y en dos meses ya tenía dieciocho temas de toda la historia del rock, desde los cincuenta hasta Richard Hawley que es el artista más actual que sale. Y a la hora de pasarlo ya a disco me dije que por qué no hacerlo junto a Moisés Sorolla, mi otro compañero de Rebeldes, ya que el proyecto está enfocado a trío Rock & Roll o Rockabilly. A Moisés le gustó mucho la idea y así que se ha acabado presentado como Morata & Sorolla, las dos terceras partes de Los Rebeldes originales. Lo fuimos grabando sin prisas durante todo el 2018 y en septiembre se finalizó todo el proceso.

¿Me puedes explicar un poco el nombre del disco ‘Taking a Break’ (Tomando un respiro)? ¿Tomando un respiro de qué?

(Risas) Fue a raíz de ver la foto de la portada, los dos relajados, sentados en un sofá…Y le vi una doble connotación, una es que estamos relajados con los instrumentos como si fuera después de una sesión de grabación, y también me hizo pensar en nuestra carrera profesional. Los dos seguimos en el mundo de la música, aunque tocando otros aspectos del negocio y veo este disco como un respiro en el que disfrutamos relajándonos y tocando las canciones que más nos gustan. Aunque al final todo el proceso más que un respiro se está convirtiendo en un estrés; promoción, presentación en directo… (Risas).

¿Qué expectativas tienes con este disco? ¿A qué público crees que puede llegar? ¿O lo has publicado por pura satisfacción personal?

Lo último que has dicho es la principal razón, por darme el gustazo de verlo publicado. ¿El público potencial? Pues…Uno siempre espera llegar al máximo de gente posible, quizás al público más afín a Rebeldes…Y también a gente seguidora de la historia del Rock & Roll y que tenga interés en escuchar versiones bien hechas de algunos temas clásicos. Y es que lo he publicado por qué me siento muy orgulloso de él, te aseguro que si el resultado no me hubiera satisfecho al cien por cien esto se queda en un cajón.

Ahora me gustaría preguntarte por algunas de las canciones, quizás las más inesperadas. Una sería “It Was a Very Good Year” de Frank Sinatra.

Pues fue el primero que maqueté al empezar esta historia. La canción siempre me ha gustado mucho y de hecho se la puse a otro artista del cual no te voy a decir el nombre (risas) y le propuse que igual debería hacer algo en ese estilo, pero era una versión instrumental. Un día me animé a cantarla pero con mucho respeto ya que hablamos de Sinatra y eso impone. Pero lo probé y me di cuenta que mi voz quedaba muy acorde con la tonalidad de la canción, lo encontré un poco mágico.

Es que está muy bien adaptada.

Muchas gracias. El problema era más bien quitarle un poco toda la producción que lleva la canción original, ya sabes, violines, orquesta….

De hecho siempre me ha parecido una canción muy triste.

Tampoco la veo tan triste, pero creo que sólo la puede cantar un hombre maduro y es que la letra es demoledora y me siento muy identificado con ella. La veo más que triste como un relato de una vida. También reconozco que la he desdramatizado, le he dado un aire más Pop.

La veo un poco a la Chris Isaak.

(Risas) Tienes razón, pero no fue algo intencionado, me di cuenta cuando ya la había grabado.

¿Qué me puedes contar de la revisión de la canción de David Bowie “Cat People (Putting Out Fire)”? Es un tema bastante oscuro de su discografía.

Una de las cosas que me propuse con este disco fue no hacer canciones especialmente trilladas o populares, pero sin caer tampoco en el esnobismo. Y en este caso más que la canción buscaba al artista. Y recuerdo que ‘Let’s Dance” es un disco que me regalaron en el momento en que se publicó y reconozco que lo escuché mucho, aparte de que tocara Stevie Ray Vaughan en él. Y está canción en concreto siempre me gustó mucho, tenía como un punto oscuro que me llamaba mucho la atención. Y cuando quise grabar una de Bowie esta es la primera que me vino a la cabeza, siempre y cuando la pudiera adaptar a un formato de guitarra, contrabajo y batería. Por ejemplo, de Bruce Springsteen no hay ninguna versión en este disco y es que no encontré ninguna adaptable que no estuviera ya muy escuchada. En cambio con Bowie todo cuadró, canción y que encaja en el tipo de arreglos del disco.

Bueno, la de Leonard Cohen (“First We Take Manhattan”) está irreconocible a menos que no te conozcas la letra.

Hay canciones que las he enfocado como versión al uso como el “Sweet Little Sixteen” de Chuck Berry o el “Just Because” de Elvis, y creo que no hubiera tenido mucho sentido el intentar cambiarlas. Uno no puede llegar al nivel de Elvis o Chuck Berry pero sí que te puedes acercar con dignidad (risas). Piensa que el tema de Leonard Cohen es de los años ochenta y tiene una producción muy de esa época, no puedes hacer eso con un trío rockabilly, pero es que la canción me encanta. Y estoy muy orgulloso de como la he llevado a nuestro terreno, creo que es mi canción favorita del disco.

Otra que me ha sorprendido es la versión del “Tonight The Streets Are Ours” de Richard Hawley. Un artista que me gusta mucho, pero sí que es cierto que puede estar más cercano a ti en cuanto a personalidad musical.

Es que para mí Richard Hawley ha sido el gran descubrimiento del nuevo milenio. Fue una noche que estaba en la sala Apolo con un periodista, y lo típico, charlando y tomando copas me comentó lo mucho que le estaba gustando Richard Hawley. Entones coincidió que al día siguiente me puse a escuchar el CD con lo mejor de ese año que siempre publica Rockdelux y ahí estaba Richard Hawley también. Cuando lo escuché me fui directo a comprar el disco que era ‘Lady’s Bridge’, me encantó y poco después me compré ‘Coles Corner’ y ya se convirtió en uno de mis artistas favoritos recientes. Y tenía siempre “Tonight The Streets Are Ours” en la cabeza, y me animé a convertirla en una canción cincuentas y la cosa funcionó.

Es lo que te comentaba hace unos días, en tus manos parece una canción de Ricky Nelson.

Nunca me lo han dicho y personalmente no me he dado cuenta hasta que me lo dijiste, y no me desagrada para nada la comparación. Lo único es que la canción original está muy sobreproducida, con muchas capas…Y me marqué el objetivo de conseguir algo diferente pero sencillo a la vez, más minimalista.  Creo que lo he conseguido, pero eso es algo que tenéis que decir vosotros.

Creo que has hecho una muy buena versión.

Una cosa muy importante es que está hecha en el mismo tono que usa Richard Hawley; grave, solemne…

¿Hay canciones que se han quedado fuera y que te hubiera gustado incluir?

Por supuesto, la lista es larga. Me ha sabido mal no incluir nada de John Lennon que es uno de mis artistas favoritos, de The Rolling Stones llegué a maquetar dos temas; “Silver Train” y “Before They Make Me Run”. Pero una vez puestos a escoger hay que hacer criba y quizás no estaban al nivel de las que han entrado en el disco. También me hubiera gustado dar cabida a John Fogerty, a Carl Perkins…pero a algunos los recuperaré en directo (risas).

Háblame un poco de la figura de Miguel Talavera, el guitarrista de este disco.

Cuando él llegó el disco ya estaba prácticamente hecho, pero le dejé algunos huecos. Básicamente yo necesitaba a alguien para tocar en directo y que me pudiera hacer coros. Le descubrí de la más pura casualidad, mirando los playlist  del programa ‘La Hora Del Blues’ de Vicente Zumel (algo que no suelo hacer) no sé por qué me llamó la atención el disco de Miguel Talavera Power Trio y me puse a escucharlo. Me gustó mucho, investigué un poco sobre él y vi que es de Gavà, que usaba la técnica del finger picking, vestía trajes de artista country… ¿Cómo era posible que no conociera a este artista de mi misma área? Se lo dije a Moisés y me dijo que le conocía y que había tocado con él. Pues me lo podías haber dicho (risas)  Finalmente vino al estudio y le presenté el proyecto, y le mostré dos canciones en las que me gustaría que tocara. Le encantó todo y puso una slide espectacular en “Baby What You Want Me To Do” y también cotribuyó con arreglos en “Waiting For My Man”. Miguel Talavera tiene tanto talento que podría estar tocando en Nashville sin ningún problema.

¿Podría haber un “Taking Another Break”?

No lo descarto, pero…Como soy un poco imprevisible y muchas veces no se ni lo que haré al día siguiente no te puedo asegurar nada (risas).

¿Cómo vais a enfocar las presentaciones en directo?

En formato trío, es decir Morata, Sorolla y Talavera. En Barcelona, al jugar en casa sí que tendremos algún invitado en canciones puntuales.

Imagino que tocaréis el nuevo disco al completo.

Casi, se va a quedar un tema fuera. Y algunas versiones más que también me gustan.

¿Sólo versiones entonces? ¿Algo de algunas de tus ex bandas?

(Risas) Sólo de una ex banda. Tocaré dos temas de Rebeldes.

Y ya para finalizar ¿Están todas las puertas de Rebeldes cerradas?

Nunca se puede decir de esta agua no volveré a beber. Pero ahora mismo el tema está bastante cerrado, hombre, si viene Coca-Cola y pone pasta encima de la mesa pues a por esos billetes

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: JOSEP Mª LLOVERA






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*