ENTREVISTA ATAVISMO

Es grato regresar a este formato llamado entrevista. Desde que dejara Popular 1 hace unos meses, no me había atrevido a buscar las preguntas, a trazar ese ardiente camino que nos conecta con los artífices de aquello que más amamos: la música. Es primicia además el poder hacerlo de nuevo de la mano de Sandri Pow, batería de los necesarios Atavismo, banda del Sur –concretamente, de Algeciras-, que algunos tildarían como trío de psicodelia rock. Aquí vuelven a sobrar las etiquetas, porque Atavismo son, por encima de cualquier cosa, fans de la música de todos los tiempos. Por ello, intentar clasificar su propuesta es cuanto menos un acto estéril. Aunque este dato no sea relevante.

Finalizaba el año 2014 cuando ‘Desintegración’ nos zarandeaba como pocos trabajos osan hacerlo. Cuatro canciones y toneladas de pasión desenfrenada desde las fauces de aquellos que saben hacerte temblar. Ni que decir tiene que el primer trabajo de Atavismo nos cautivó de tal manera, que consiguió algo que nunca antes había tenido lugar (al menos, en nuestra historia isleña): fuimos varios los que nos desplazamos hasta Madrid para saber qué pie calzaban. Lógicamente, con premisas como el susodicho trabajo, y contando con un mítico de la escena underground de este país como Poti (Viaje a 800), la aventura estaba asegurada.

Amor, poesía, fragancia del Sur, convulsión, espasmos del alma, arte desde el corazón, pero sobre todo un trío que canta desde esas entrañas que han vivido de verdad. Durante un tiempo llegué a pensar que ‘Desintegración’ era la montaña rusa perfecta, el artefacto necesario de aquellos que amamos la exclusividad. Esa creación que no quieres para el resto, por puro egoísmo, por querer ser poseedor del cetro de la verdad más absoluta. Ese trabajo que sientes que nunca más podrá ser evocado, repetido, emulado, superado. ¡Qué equivocado estaba! Atavismo regresan con ‘Inerte’, un disco que dará que hablar durante todo el 2017 y más allá. Una caja de sorpresas de esas que explotan en tu cara, dibujando esa felicidad tan ansiada, ese orgasmo celestial en forma de abrupto espasmo. Dejemos que la misma Sandri Pow nos lo cuente.

image2

“VIVIMOS EN UN PAIS DONDE NO EXISTE LA CULTURA MUSICAL”

‘Inerte’, vuestro nuevo trabajo, es tan sorprendente como diferente al anterior. Es increíble cómo habéis sabido virar en otra dirección sin cambiar un ápice vuestra esencia inicial. ¿Me puedes decir de dónde surgieron las ideas para este viaje ciertamente antagónico?

Cuando te dedicas a esto como parte principal de tu vida, las ideas no surgen de manera preestablecida, sino más bien como algo que el cuerpo te pide. ‘Desintegración’ fue un disco que, tras la marea espacial y existencial de Mind!, nos sosegó de tal forma, que la completa improvisación se tornó en suave calma… ahora, el cuerpo nos pide sacudirnos. Seguramente, nuestro tercer disco nos pida algo totalmente diferente, y así sucesivamente. La clave, como bien sabes, es no caer en el error de repetirse… ello te condena a una muerte segura.

¿Cómo se ha desarrollado en este caso la composición de los temas? ¿Seguís partiendo de interminables jams?

Todo parte de una idea inicial en la cabeza de alguien de nosotros, alguna composición casera, etcétera. Después se desarrolla en una improvisación, con la cual creamos incluso las melodías vocales. Cuando estás en fase creativa, dichas sesiones nos ayudan a alcanzar un clímax que resulta muy prolífico para nosotros. Más tarde, cuando ya existen partes definidas, les concedemos una estructura, y ¡voilà! No obstante, como habrás percibido en este disco, hay temas más definidos en estructuras que en el anterior, aunque sin caer en el clásico ‘estrofa–estribillo–estrofa’.

¿Quieres desvelar el secreto que esconde el título de vuestro nuevo disco o me lo llevo conmigo a la tumba?

No hay problema, podemos contarlo. Cuando entré a formar parte de Mind!, la banda se llamaba de otra manera, pero el nombre no nos gustaba, por lo que comenzamos a buscarle uno nuevo. Alguien sugirió uno, y nos pareció bien, pero era demasiado largo, así que finalmente nos decantamos por Mind! Cuando la banda se disolvió, y formamos Atavismo, decidimos que el nombre del primer disco sería ‘Desintegración’, como homenaje a ese primer nombre largo que tuvo la banda antes de llamarse Mind! El nombre era Desintegración Inerte. Creo que tu pregunta queda ahora contestada (Risas).

¿Qué os lleva a crear piezas tan especiales y diferentes entre sí como “La maldición de Zisco” o “Belleza Cuatro”?

Somos músicos y melómanos muy eclécticos, y con este disco hemos sido capaces de crear composiciones tan dispares como las que citas, y que además nada tienen que ver con lo publicado en nuestro primer trabajo. Nos encanta el flamenco, el verdadero cante jondo, los ritmos turcos, el afrobeat, el soul, la psicodelia, el heavy metal, el progresivo… picas de aquí y de allá, porque todo ello lo llevas dentro de ti; y, de repente, surgen temas como “La maldición de Zisco”, que te invita a bailar y bailar, o “Belleza Cuatro”, que es psicodelia en su estado más puro.

¿Por qué no un álbum doble? ¿Lo ves demasiado arriesgado?

Soy de los que piensan que los álbumes cortos son una apuesta segura. Sirva de referente ‘Desintegración’, que apenas dura treinta y cinco minutos, y deja al oyente con ganas de más. Cuando algo gusta de verdad, sientes ese deseo de querer más. Es como un vicio innato. La gente está ansiosa por este nuevo trabajo, y el motivo de ello es que nuestro primer disco fuera sencillo. Querido, ¿acaso alguno de los cuatro primeros trabajos de Sabbath fue doble? (Risas)

¿Es ‘Inerte’ un tributo a Triana, a vuestra amada Andalucía? ¿O es simplemente un homenaje a vosotros mismos como melómanos?

Todo lo que creamos es siempre un homenaje a toda esa música que inspiró lo que somos en la actualidad. Triana es uno de nuestros claros referentes, una grandeza en la historia musical de nuestro país. Respondiendo a tu pregunta: ‘Inerte’ no es un homenaje a nadie en concreto, sino más bien un sentimiento que toma cuerpo en forma de canciones; como buenos andaluces que somos, no podemos ocultar nuestras raíces ni cuando respiramos. Es algo que se percibe en cada una de nuestras composiciones. No es algo que se pueda forzar, sino más bien es una manera de vivir.

¿Cómo es la vida en Algeciras? ¿Existe algún tipo de sentimiento fronterizo o de distancia, que os diferencie del resto de comunidades del Sur?

Me encanta la pregunta. ¡El mito del Sur! Muchos hablan de ello, dicen que hay algo en estas tierras, y a lo mejor es cierto, aunque ni podamos saber de qué se trata. En algunos lugares del Sur puedes divisar tres países diferentes en un mismo instante; existe una confluencia de razas, ‘dos vientos’ rigen nuestras vidas, es una zona donde la gente ‘viene de paso’. En general todo el mundo nos conoce por algo que no es positivo. Muchos son los músicos del país que vienen a visitarnos, incluso a crear… por algo será. Nosotros nos consideramos personas normales, que luchan cada día, y que han logrado una conexión que nos ha permitido alcanzar ese ‘duende’, aunque seguramente el lugar también influya.

¿Cómo es el día a día de una banda underground como Atavismo? ¿Existe algún tipo de rutina a la hora de dar seguimiento a los temas relacionados con la banda? ¿Cómo es vivir en el underground del Sur?

Aunque parezca mentira, la escena underground en el Sur se está reactivando, lo cual es una maravillosa noticia. Las bandas hermanas se ayudan entre ellas, algo que siempre se agradece. La supervivencia artística es complicada, sobre todo cuando lo que prima es el D.I.Y. Contamos con un sello discográfico que edita nuestros trabajos, pero todo el tema de la promoción, conciertos, etc., es cosa nuestra. Detrás de ese precioso ritual que es comprar una entrada para uno de nuestros conciertos, existe una montaña de trabajo y constante esfuerzo, que no podrías imaginar: cambiar turnos de trabajo, el transporte de los equipos, dónde dormir, etc. A eso tienes que sumarle que vivimos alejados de todo, y que la carretera es innegablemente nuestra mejor amiga. Promo, mucha promo, y de manera inteligente, compaginada con ensayos a altas horas de la madrugada… mucho esfuerzo, pero sin perder la pasión, pues eso es el underground.

image5

Podría escoger cualquiera de los cinco temas que componen ‘Inerte’, pero me decantaré por “El Sueño”, que ha sido el primero con el que irremediablemente he conectado. ¿Sois soñadores por inercia? Entiendo que la lisergia o la psicodelia son estilos que purgan el alma. ¿Es vuestra música una necesidad espiritual?

Nuestra música es una extensión de nuestros propios sueños, y con ello creo que contesto a lo que planteas. A lo largo de nuestras vidas hemos tocado diferentes estilos, pero lo que ha logrado hacernos conectar de esta manera, el poder parir estos discos, es ineludiblemente lo que hacemos ahora: lisergia, psicodelia, progresivo, llámalo como quieras, ya sabes lo que pienso de las etiquetas; además, aquí el experto eres tú. No me cansaré de repetir que mientras existan personas que conecten entre ellas, existirá la posibilidad de crear algo maravilloso y necesario. La música es lo primero en nuestras vidas, y será siempre nuestro eterno sueño… de ahí el título del tema… o quizá no (Risas).

¿Cómo se presenta este 2017 que está a punto  de comenzar? ¿Cuándo podremos disfrutar de ‘Inerte’ en formato vinilo? Tengo que decir que me encanta cómo cuidáis las presentaciones de vuestros trabajos, incluidos los vinilos de Mind! y Viaje a 800. ¿Qué podemos esperar del empaque de este nuevo trabajo?

En pocas semanas, comenzaremos con la labor de promo del disco, streaming del mismo… ya que nuestro sello así lo ha dispuesto. La fabricación del disco tomará algo más de tiempo. Los planes eran otros, y por ello estamos tocando todos los nuevos temas en directo, para que el público comience a saborear lo que está por venir. Te adelanto que la presentación será preciosa, aunque no te puedo decir mucho más. Sin embargo, te confirmo que existirá una edición especial limitada dentro de la tirada total. Iremos contando novedades en la medida de que nos lo permitan.

Hablemos de las ‘finanzas’ de una banda underground. ¿Hasta qué punto es importante que el merch se venda en cada una de vuestras actuaciones?

Todo importa a nivel económico en este tipo de formaciones, ya que de una correcta gestión depende nuestra subsistencia como banda. En nuestro caso, toda entrada se reinvierte en la banda. Lo más complicado en los directos es que alguien pueda echarnos un cable mientras tocamos; o sea, montar un puesto para el merch que esté correctamente vigilado. En todo caso, y aunque te parezca mentira, no es en los conciertos donde más se vende, al menos en nuestra experiencia. Facebook, Bandcamp, el boca a boca, todo ello nos ha reportado más ventas que cualquiera de los infinitos conciertos que hemos celebrado.

¿Veis posible una proyección profesional que os permita vivir de la música?

Eso sería viable… si viviéramos en cualquier otro país de Europa. En España no hay cultura musical, y lamento si alguien se puede sentir ofendido, pero es sinceramente lo que pienso. No existe infraestructura social y de gobierno que sea capaz de incluir la música como  un empleo remunerado. Existen países en los cuales ser músico es un trabajo por el cual el propio gobierno te paga mensualmente un salario, te pone alojamiento, te costea giras por otros continentes, todo a cambio de que tú expongas tu arte… ¿suena descabellado, cierto? Pues no, lo descabellado, lo incomprensible, es lo que ‘tenemos’ nosotros. Vivimos en un país en el que el sueño es cantar canciones de otros, frente a tres personas sentadas en sillas giratorias. No se promueve la creatividad, ni la originalidad, ni la pluralidad de estilos musicales… así que, sintiéndolo mucho, y con los pies en el suelo, vivir de esto, nos encantaría, pero no es posible.

¿Podrías citarme escenas o artistas que te parezcan relevantes a la hora de entender la música del presente siglo? ¿Alguna debilidad? ¿Algún referente a la hora de encaminar vuestra propia receta?

Todo está inventado, por ello hay que buscar otras perspectivas, otros puntos de vista. Necesitas arriesgar si quieres que alguien te recuerde. De pronto, todo el mundo se dedica al prog rock, o a la psicodelia, sin entender que hubo formaciones muy grandes, grandes desconocidos a veces, que sentaron las bases de esos estilos. The Beatles son el claro ejemplo de trascendencia. También lo es el desgarrador blues de Muddy Waters, Skip James, Howlin’ Wolf, el folk psicodélico de Jefferson Airplane… aunque muy pocos conocen a Pentangle, o a Steeleye Span. Lo típico es nombrar a Dylan, a Clapton, incluso a Cash… aunque para mí la pureza reside en Neil Young, en Hank Williams, en Townes van Zandt, en Steve Earle, en Nick Drake… eso sí, sin menospreciar a ninguno de los otros. Mucho de eso está inmerso en nuestros corazones, y por ende en nuestra música; todo está conectado. ¿Nuestra debilidad? Pink Floyd se llevará siempre una gran parte, junto con Triana. Sería injusto no citarlos.

Para concluir, me gustaría saber qué destacarías de vuestro nuevo trabajo y porque crees que tenía que ser de esta manera. ¿Consideras que ‘Desintegración’ tuvo la acogida que merecía?

‘Desintegración’ tuvo una acogida fabulosa, mejor de lo que esperábamos, y la gente se ha portado genial con nosotros en todo momento, incluida la gira. Hemos conocido muchas personas importantes, y ha significado el comienzo de algo grande que seguimos disfrutando día a día, aunque como sabes, de una manera muy humilde. ‘Inerte’ ha supuesto un soplo de aire fresco, como ese viento de Levante que viene desde el Mediterráneo hasta el sur y sacude nuestros corazones. Ese viento de cambio que conserva nuestro espíritu, mejorado a nuestro parecer, curtido y muy trabajado. Este trabajo es completo, y al igual que con el anterior, cobra sentido si lo escuchas sin pausa, de principio a fin. Es diferente, pero somos nosotros en estado puro.

Muchas gracias por tus palabras, Sandri. Bien sabes que eres mi entrevistada preferida.

Gracias a ti por la entrevista, he disfrutado mucho con ella. Y gracias por tu apoyo incondicional, siempre desde el corazón.

TXT: MANUEL J. GONZÁLEZ

FOTOS: LOURDES SÁNCHEZ

Share





Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*