DOUG COLLINS (Rocksound, Barcelona 11/02/19)

Reza la máxima aquello de que el que no arriesga no gana, pero queda claro que el riesgo con este concierto fue mucho y la apuesta no fue ganadora al menos a nivel comercial. Pero sí que hay que aplaudir el riesgo de intentar acercar a las salas a artistas con poca cobertura mediática pero que vale la pena descubrir, como el tipo que ahora nos ocupa Doug Collins. Poca gente como se ha comentado, pero el bueno de Doug no se amilanó ante ello y salió a escena con la mejor de sus sonrisas y todas las ganas del mundo. Acompañado solamente de un batería en clave minimalista el protagonista empezó a encarar un concierto sin prisa pero sin pausa donde los ecos country se mezclaban con prístinas melodías power pop. Canciones luminosas que reconfortaban en una fría noche de febrero; “Little House Built Fo Two”, “Been There Before” o la adictiva “Conversation With My Heart” se mezclaban con revisiones de The Who, Buddy Holly o el mismísimo Prince. Y es que Doug Collins sabe sacar mucho partido a una propuesta de dúo, a base de saber fabricar canciones artesanas, y también con su exuberante simpatía  que va le va como anillo al dedo a su propuesta musical. Así entre canciones radiantes y mucha simpatía y desparpajo nos acercábamos al final de los setenta minutos que duró el concierto con recuerdo a los Creedence Clearwater Revival de John Fogerty y con la rockera “Little Bit Of Hurt” de cosecha propia. Poca gente pero que en ningún momento nos arrepentimos de salir de casa esa noche para ir a ver a Doug Collins. De hecho nos contagió su luminosidad y positividad y nos hizo menos pesada la vuelta a las calles. Tomen nota, por si vuelve este dicharachero músico cerca de su casa, cualquier día de la semana es bueno para disfrutar de su directo y de su música, aunque sea lunes.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: LECUMBERRY



(Siguiente) »



Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*