DEWOLFF (Sala Wolf, Barcelona 22/02/20)

Más que previsible el casi sold out en la renovada y muy mejorada sala Wolf de la Ciudad Condal, que se presenta de ahora en adelante con una nutrida programación de música en directo.

Dawn Brothers

Y ya entrando en materia musical se encargaron de abrir la velada los también neerlandeses Dawn Brothers, y además niños mimados de los protagonistas de la noche. Las buenas referencias que tenía sobre ellos hicieron que encaminara pronto mis pasos hacia la sala. Tengo que reconocer que el cuarteto hizo un set competente y solvente, pero no acabé de conectar del todo con su propuesta. Soul rock de manual muy bien ejecutado y con oficio, pero que no me acabó de convencer. Ninguna pega a la puesta en escena y a la interpretación del combo, pero les faltaba quizás canciones, aunque tengo que reconocer que algunas melodías que inlcuyeron más californianas les sentaron muy bien y quizás deberían redirigir sus intenciones hacía ahí. Quedo a la espera de novedades.

DeWolff

Y con poca dilación de tiempo les tocaba la vez al trío más deseado de los Países Bajos; Dewolff. Y desde la primera nota que ejecutaron ya tuvieron a la sala comiendo de la palma de su mano. Y cierto es que ya había cierta predisposición por parte del público, pero los neerlandeses estuvieron a la altura de las expectativas, y no fallaron en nada; puesta en escena, imagen impecable, actitud, comunicativos y ofreciendo rock & roll para dar y regalar. Sorprendió que tras el giro estilístico ofrecido en su última propuesta discográfica orientado al blues rock más moderno no hayan planteado su directo en esa dirección. Al contrario, se siguen basando en el hard rock setentero, pero quizás con menos visceralidad y más centrado en la ejecución. Casi dos horas de interpretación impecable sin mácula donde intercalaron canciones nuevas como “Nothing’s Changing” o las dos partes de “Blood Meridian” que curiosamente no desentonaron para nada en medio de su material más hardrockero. Buenas canciones, desarrollos instrumentales de gama alta y una entrega a prueba de bombas hicieron el resto para que velada fuera como la seda. Y todo alcanzó el climax cuando acometieron la añeja “Don’ You Give up The Sky” (con un Hammond que echaba chispas) rubricando la fiesta retro. Tiempo aún para unos bises generosos y extensos, donde los teloneros se sumaron al sarao para interpretar su tema propio “Devil Woman”, también sonó de maravilla la reciente y adictiva “It Ain’t Easy”. Pero como dice una famosa canción todo tiene su fin y este llegó con “Deceit & Woo” ideal para cerrar la velada a lo grande. Dewolff cumplieron con aquello de ‘la banda adecuada en el momento adecuado’, una noche para la confirmación de que Dewolff son la banda si hablamos de rock en el circuito de salas en Europa.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: LECUMBERRY

Please follow and like us:





Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*