EL DESIERTO, LA MORADA DE LOS POETAS

In ANGRY HANK, OPINIÓN

2879482330_a2895c1eb1_b

Imagino que hablaría del desierto hasta que la completa humanidad me hiciera callar. Imagino también que no sería capaz de recordar exactamente cuándo todo esto comenzó. Es más que probable que ‘The Planet of the Apes’ tuviera bastante que ver: observar a Heston y a sus compañeros perdidos en medio de la nada fue siempre un sentimiento placentero, una especie de evasión. Nos encontramos en pleno 2016, y cada vez resulta más necesario apartarse de la inmundicia humana. El ser humano –en general– se ha convertido en un espectro desagradable y rancio. Es complicado sentir la complicidad a tu alrededor. Y las inquietudes existenciales han sido devoradas por Smartphones y cacharros similares (yo soy el primero que he sido absorbido por ellos)… pero hablemos del desierto. Hablemos de esa montaña infinita de soledad y arena.

En 1987, Bono Vox le hizo mucho bien a la humanidad, al menos a mí. En la era pre Internet fue mágico el poder degustar una y otra vez aquel maravilloso documental llamado ‘Outside It’s America’. ¡Cuántos recuerdos y emociones! El desierto, la música de raíces, lo elemental más allá de la naturaleza, y sus cactus, y ese inconmensurable amor por lo divino, y hasta por lo diabólico: aquello que no conocemos, nos parece demoníaco. Aunque no fue hasta 1994 que todo explotó como necesitaba ser explotado. KYUSS. Sí, en mayúsculas, porque no ha habido ni habrá una formación como ellos. Y no estoy hablando solo de música, sino de una montaña de cosas importantes. El género Stoner –ya hablamos en su día de etiquetas– devino después, pero lo que los verdaderos moradores del desierto consiguieron antes de su extinción, tan solo podría haber nacido cerca de las dunas de Cathedral City. Tiempo más tarde, todo se fue al garete, y Kyuss se convirtieron en leyenda. Pero hubo otras leyendas, algunas de las cuales siguen brillando por todo lo alto, aunque no salgan en la portada de Spin, ni se codeen con banditas de diseño como Arcade Fire. Son leyendas humanas, cercanas, aunque aparentemente agazapadas entre las dunas de Morongo Valley. Tampoco eso importa mucho; aunque sea lo único que importa.

Yo me he vuelto a enamorar. Y ha sido gracias a ellos. Si, a ellos, a la familia Lalli. Una familia exuberante sobre la cual no hablaremos ahora, pero que merece ser mencionada. Mario Lalli y su sangre –pura y verdadera– han regresado con uno de esos discos que permanecerán para siempre con nosotros. ¿Qué quién es Mario Lalli? Bueno, creo que todos podemos googlear dicho nombre y empaparnos con un poco de verdad. Mario es leyenda del desierto, aunque llegara después de Parsons, o del Rey Lagarto, o de tantos otros que se perdieron entre las dunas en busca de cosas importantes. La inspiración natural como arma infalible de creación. El punk, la psicodelia y el rock de los setenta como ingredientes primordiales, que no únicos. Y Fatso Jetson: la banda que mejor supo dibujar las dunas bajo la tenue luz de la luna desértica. Por otro lado, Tedd Quinn, y sobre todo Fred Drake –que en paz descanse–, canalizaron gran parte de esos sentimientos. Pero nos olvidamos de alguien (lo bueno, para el final): el único que ha sido tildado –o auto tildado– como leyenda del desierto, el inefable y amigable Sean Wheeler. Curiosamente, Wheeler participa en el necesario ‘Idle Hands’. ¿Y por qué digo todo esto? Bueno, es sencillo: el círculo se cierra, se auto justifica, se auto mutila para destilar verdad. Es como ese mezcal del abuelo cayendo garganta abajo. Duele, vaya si duele, pero es verdadero, es esencial, es incandescentemente necesario. Como el desierto, como el desierto y su leyenda. Como la mejor de todas las moradas de los poetas del Siglo XX.

MANUEL J. GONZÁLEZ

You may also read!

Be Prog! My Friend 2018 adelanta dos nuevas incorporaciones

Madness Live adelanta el anuncio de dos nuevas incorporaciones al cartel de su V edición 2018 para regocijo de

Read More...

CARTEL COMPLETO DEL AMFEST 2017

Pese a la adversidad, la VI edición del AMFest tiene programados tres dias: 26, 27 y 28 de octubre

Read More...

NUEVA CONFIRMACIÓN PARA BE PROG! MY FRIEND 2018

El virtuoso guitarrista australiano Plini es la nueva incorporación a Be Prog! My Friend 2018 tras su reciente tour

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu