DEEP PURPLE… ¿PARECIDOS RAZONABLES?

El plagio -o apropiación ilícita de ideas- ha sido divisa de cambio común en la historia del pop rock. Ingente cantidad de artistas han reciclado ideas expuestas previamente por otros en su propio beneficio, y muchas veces con tal cantidad de éxito que han eclipsado al que tuvo la idea original. Los reyes en este campo fueron Led Zeppelin: Jimmy Page y compañía no tuvieron el más mínimo reparo en fusilar riffs, líneas melódicas e incluso canciones enteras de músicos pioneros (pero olvidados y con poca capacidad de reacción); de hecho, en toda su discografía encontramos el ABC del blues (por poner lo más flagrante) reciclado impunemente en beneficio propio sin el más mínimo atisbo de vergüenza. Poco a poco, las demandas han ido cayendo y ya en algunos casos han tenido que ir cediendo créditos compositivos a los artistas originales. Y, por favor, no se me alteren: vayan ustedes al siempre revelador ente llamado YouTube y busquen con el tag ‘Led Zeppelin plagiarism’… es posible que no den crédito a lo que escuchan, si es que aún están esos vídeos, ya que parece que una sigilosa mano se está encargando de silenciar algunas de esas sonrojantes pruebas.

Pero dejemos de lado al Zepelín de Plomo, ya que este artículo no va sobre ellos, sino sobre sus competidores más directos en la década de los setenta: Deep Purple, ya que ellos también tomaron prestadas algunas ideas para redondear algunas de sus canciones más célebres. De todas maneras, no de forma tan lesiva como la de Led Zeppelin, Blackmore y los suyos tomaron riffs o líneas melódicas para empezar a construir algo nuevo a partir de ahí, y además reconocido abiertamente por ellos mismos. Vamos, que lo de la Púrpura Profunda es ‘pecata minuta’ al lado de los saqueos de Jimmy Page, pero no está de más como ejercicio de memoria histórica recordar y recuperar algunos de esos plagios que seguro que a más de uno dejará sorprendidos. Como diría el sinpar Javier Gurruchaga en el inicio del imprescindible ‘Muñeca Hinchable’… pasen y vean (o escuchen).

“CHILD IN TIME”/ “BOMBAY CALLING”

“Bombay Calling” es una pieza contenida en el disco de debut de la banda folk psicodélica It’s a Beatiful Day, publicado en 1969, y el inicio de dicho tema no es que nos haga pensar en la inmortal “Child In Time”, es que sencillamente es idéntico. Aunque los mismos miembros de Deep Purple nunca han tenido reparos en reconocerlo abiertamente, ya que reconocen que la canción les gustaba y jugando con ella y sus acordes en el local de ensayo acabó derivando en la poderosa pieza que todos conocemos. El siempre cachondo Ian Gillan reconoció que en el momento de hacer “Child In Time”, no conocía a It’s a Beatiful Day, pero no ha tenido reparos en seguir con la chufla a través de los años, ya que el DVD de Deep Purple grabado en directo en la India en 1995 lleva el título de….’Bombay Calling’. Gillan, genio y figura

 

“BLACK NIGHT/ “SUMMERTIME”

Parece ser que, una vez terminada la grabación del seminal ‘In Rock’, la compañía discográfica (aunque estaban contentos con el resultado del álbum) no veía un potencial single radiable y pidió a la banda que volviera al estudio a grabar algo que se pudiera pinchar en la radio. Con esta premisa en mente Blackmore, Gillan, Glover, Lord y Paice se fueron al pub más cercano a pillar una turca para sentirse inspirados. Con esta melopea, empezaron a jugar con el riff de la versión del clásico “Summertime”, que había grabado el genial Ricky Nelson, y de ahí derivaron al tema que todos conocemos. Y aunque el resultado final es harto diferente, es innegable que el riff principal de ambas tonadas es idéntico… pero como siempre, la banda lo ha reconocido sin problemas.

 

“FIREBALL” / “ROCK STAR”

Sea este quizás el caso más descarado de plagio brutal cometido por la Púrpura Profunda. “Rock Star” es un tema contenido en el disco de debut de la banda canadiense Warpig, publicado en 1970, quienes musicalmente jugaban en la misma liga que Deep Purple o Uriah Heep. Aquí nunca nadie ha dicho esta boca es mía, y es que no hay para menos: escuchen ustedes ambos temas y el sonrojo que puede producir es espectacular.

 

“SMOKE ON THE WATER” / “MARIA QUIET”

Otro ejemplo en el que nadie se ha pronunciado, pero el riff por excelencia de todos los tiempos tiene un sospechoso parecido con el tema jazzy de Astrud Gilberto “Maria Quiet”. Como es habitual en Deep Purple, se trata simplemente de una serie de notas de concatenación parecida, no de una canción entera, pero ahí queda el parecido. ¿Razonable o casualidad? Creo que nunca lo sabremos.

 

“LAZY” / “STEPPIN’ OUT”

Sabido es que el blues no ha sido uno de los puntos fuertes en el desarrollo musical de Ritchie Blackmore, pero de cuando en cuando sí que le ha gustado coquetear con el estilo, y el ejemplo más claro es la enorme y clásica “Lazy”, cuyo riff tiene un parecido más que sospechoso con el “Steppin’ Out” contenido en el imprescindible álbum que John Mayall y Eric Claton grabaron en 1966. Nuevamente, el imprevisible guitarrista no ha tenido nunca en problemas en reconocer que se ‘inspiró’ en el tema de John Mayall para componer su “Lazy”. Algunos deberían tomar nota.

“BURN” / “FASCINATING RYTHM”

Otro de los temas más famosos y aclamados del quinteto, donde parece ser que Blackmore y Lord se dejaron influir más de la cuenta por una vieja tonada compuesta por George Gershwin. Las concomitancias son más que evidentes, y si se le da un poco más de velocidad al original, nos quedamos patidifusos.

XAVI MARTÍNEZ

1 comments

Deja un comentario

*