DARE ‘Out Of The Silence’

In RESEÑAS, REWIND

El cuatro de enero (tal día como hoy) de 1986 fallecía Phil Lynnot. Nos dejaba uno de los músicos y storytellers definitivos que Irlanda nos había dado; y no sólo eso: con él también fenecía la leyenda de Thin Lizzy. De acuerdo, la banda ya se había disuelto, pero de aquella manera, por culpa de una jugada comercial propiciada por el bocazas de Phil, que no supo tirarse atrás en sus bravuconadas de una gira de despedida. Está claro que tarde o temprano habrían vuelto, pero con la desaparición de Lynnot todo se fue al traste, aparte de dejar a la comunidad rockera absolutamente desolada.

De los restos del gran naufragio Lizzy/Lynnot fueron los más jóvenes los que decidieron mirar hacia adelante sin titubeos. John Sykes aceptó finalmente la oferta que David Coverdale llevaba tiempo haciéndole y los dos juntos hicieron de Whitesnake un fenómeno global; aunque Sykes, por su intento de golpe de estado interno, no pudo saborear los millonarios frutos de su trabajo. Más tarde, fundó los recomendables Blue Murder, que no dejaban de ser su propia visión de la Serpiente Blanca de ‘1987’ en clave power trío y menos bombástica. El otro que decidió liarse la manta a la cabeza fue el teclista Darren Wharton, que montó su propio combo, de nombre Dare. Y no nos engañemos: su repercusión no fue especialmente sonada, pero en 1988 publicaron ‘Out Of The Silence’, una de las grandes obras melódicas de finales de los ochenta.

Un álbum que no debe faltar en casa de ningún aficionado al AOR o rock melódico. Sin estridencias, cálido y que deja poso por sus muchas virtudes. Una producción cristalina que deja a cada instrumento en su lugar, dándoles preponderancia a uno o a otro según las necesidades de cada canción, una voz (Darren Wharton) que siendo melódica, no empalaga (más bien, su punto rasgado transmite una cierta melancolía no habitual dentro de la luminosidad del género en que se mueve), la guitarra de Vinny Burns -más tarde en Ten- que suena aguerrida y sabe contener la avalancha de teclados que inundan los surcos del disco. Todo esto en sí ya son buenas cartas, mostrando que, desde luego, no nos encontramos ante un disco del montón; pero nada de esto no tendría sentido si la colección de canciones no fuera de órdago. Rock musculoso con estribillos arrebatadores en el single “Abandon”, “Into The Fire” o “Heatbreaker”, baladas con bastante introspección y poco almíbar como “Nothing Is Stronger Than Love” o “Don’t Let Go” e incluso influencias celtas que en el futuro dominarían la música del combo (“The Raindance”). Desafortunadamente, esta soberbia tarjeta de presentación no consiguió ponerles en una posición de privilegio, aunque Europe se los llevaron de acompañantes en la gira por el viejo continente de presentación de ‘Out Of This World’. Con mejor o peor fortuna, la banda ha seguido hasta nuestros días, pero el que quiera regalarse una joyita del AOR europeo debe dar una obligada escucha a este ‘Out Of The Silence’, un álbum que mostró que Darren Wharton era más que ese tipo menudo y simpático que tocaba los teclados en los últimos tiempos de Thin Lizzy. Esperemos que con la visita que nos harán la semana que viene recuperen gran parte de este material, nos lo deben a los que hemos tenido siempre al AOR en nuestra dieta musical.

XAVI MARTÍNEZ

You may also read!

THE ROLLING STONES PLAYLIST

Hoy lunes 25 de septiembre es el primer día de la semana más stoniana del año, al menos en

Read More...

SONGBOOK 2 (Ladrón)

(Amaniaco Ediciones) Infatigable, incorregible e inquieto como pocos sigue el sinpar Joaquín Ladrón (aka Ladroncomix) en su sacrosanta misión

Read More...

BE PROG! MY FRIEND 2018 ANUNCIAN DOS CONFIRMACIONES

Be Prog! My Friend 2018 presenta las dos primeras bandas de su cartel para su 5ª Edición: Sons Of

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu