DANZIG ‘Black Laden Crown’

(AFM/Evilive)

Con la reciente -y puntualísima- reunión de los Misfits clásicos ejerciendo de excitante espejismo para los fans más cerriles, el Tío Glenn vuelve al ataque enfocando sobre lo que realmente (le) importa: un nuevo paso adelante en su carrera en solitario, que tantos aciertos como resbalones ha sufrido en las últimas dos décadas y que, a día de hoy, todavía puede defenderse con bastante dignidad. Claro está que los años dorados pertenecen al pasado, y que su particular travesía en el desierto, aun logrando circunstancialmente facturar momentos memorables, está lejos de igualar las gestas conseguidas junto a Von, Christ y Biscuits: quizás si disminuyera su excesivo apego por lo metálico y optara por una producción que no tendiera a lo farragoso, la cosa mejoraría notablemente. Y por ese camino va el bueno de Danzig en su nuevo álbum de estudio con material propio: ‘Black Laden Crown’ está plagado de los patrones utilizados habitualmente en sus últimos trabajos (estruendosos riffs, atmósferas oscuras, referencias ocultistas), pero, quizás en un intento inconsciente de regresar a sus raíces como solista, el pulso de rock más pesado le gana terreno al chirriar metálico, y los alaridos ahogados ceden mayor protagonismo a la faceta de crooner del infierno que tan bien le sienta a nuestro lóbrego héroe a estas alturas de la película. De este modo, piezas como la rotunda “Last Ride”, “But A Nightmare”, “Skulls & Daisies”, “The Witching Hour” o la postrera “Pull The Sun” brillan entre sombras, bosquejando interesantes apuntes de hacia dónde podrá encaminarse la andadura de nuestro querido Evil Elvis en los próximos años. Incluso el venerable Tommy Victor parece aflojar el pie del acelerador industrial y, por momentos, su guitarra evoca el añejo sonido del recordado John Christ, que no es poco. En su mundo de fantasía de comic book, Glenn  Danzig frunce el ceño y, aparentemente, no da su brazo a torcer, pero sin duda este nuevo trabajo reconciliará su testaruda propuesta musical con todos aquellos que tiraron la toalla hace ya un tiempo atrás.

ALBERTO DIAZ

Deja un comentario

*