CINCO CONTRA UNO (EDUARDO IZQUIERDO)

Hace muy poco el crítico musical Eduardo Izquierdo publicó un libro sobre una de las etapas más brillantes de la carrera de Elvis Presley; ‘Elvis El Regreso’. Una excusa perfecta para invitarle a nuestro interrogatorio melómano pero basado única y exclusivamente en la discografía de Elvis Presley. Y esto es lo que nos propone como devoto del Rey, sin dejar de lado el bodrio siempre solicitado.

LOS CINCO

Elvis (1956)

Podría intentar ser todo lo original que quisiera y acabaría obligado a escoger uno de los primeros discos de Elvis. Hay quien los acusa de ser simples colecciones de singles, sin coherencia como álbum. Eso sería normal, porque esa es su naturaleza, pero yo no veo esa heterogeneidad. He optado por su segundo larga duración, una maravilla que contiene versiones insuperables de temas como “Rit It Up”, “Ready Teddy” o “Love Me”. Sin problemas podría haber escogido para representar esta época su anterior disco, de icónica portada, por cierto.

A Date with Elvis (1959)

En este caso obviaré la portada con el coronel intentando exprimir al máximo el patriotismo de su pupilo. Un disco de recortes pero ¡cualquiera lo diría! Con temas incluso rescatados de su época en Sun Records como “Blue Moon of Kentucky”.  Le tengo un cariño muy especial porque fue el segundo disco de Elvis que tuve. El primero mejor os lo cuento otro día.

From Elvis In Memphis (1969)

Sobre este disco está todo más que dicho. Ya sabéis que su concepción y su publicación es parte del contenido de mi último libro, Elvis. El Regreso. Un álbum perfecto, tanto por lo que se publicó, como por lo que quedó fuera. Chips Moman extrayendo lo mejor de un Presley en plena forma que aborda por igual el country, el soul, el blues, el góspel o el rock and roll. Simplemente insuperable.

On Stage (1970)

Me vuelve loco esta época de Elvis. La que va entre la publicación del especial de Navidad de 1969 hasta 1973, más o menos. Además quería seleccionar un disco en directo, así que On Stage estaba cantado. Su portada también me encanta por todo lo que transmite, y el contenido grabado en febrero de 1970 en el International hotel de Las Vegas desmiente a todo aquel que critica la etapa de Elvis en Las Vegas. “See See Rider”, “Polk Salad Annie”, “Sweet Caroline”…Imprescindible.

Elvis Country (1971)

Otro disco de la misma época. Esta vez Elvis demostrando que no solo era un magnífico cantante de rock and roll o de góspel, algo que todo el mundo daba por hecho, sino que también cantando country podía ser el mejor. Eso se había mostrado en su carrera con pinceladas sueltas, pero aquí dedica un disco íntegro a canciones de Bill Monroe, Hank Cochran o Willie Nelson. Sublime.

EL UNO

Harum Scarum (1965)

Me ha sido más difícil escoger el uno que los cinco. Y es que, desgraciadamente, en la carrera de Elvis, especialmente en lo que respecta a sus bandas sonoras hay demasiado disco sonrojante. Podía haber escogido Frankie And Johnny (1966), Double Trouble (1967) o Speedway (1968).Pero me he quedado con Harum Scarum porque no se libra del desastre ni la portada con Elvis disfrazado mostrando una expresión en su cara que anticipa el contenido.

Deja un comentario

*