BRANDON JENKINS ‘Tail Lights In A Boomtown’

(Red Dirt Legends) La Red Dirt Music es uno de los subgéneros del country que, últimamente, más alegrías está dando a los amantes de la música de raíces. Y Brandon Jenkins era uno de los máximos exponentes de esta línea que toma su nombre del color del suelo de Oklahoma. En 2016 ya nos hacíamos eco en esta página de su The Flag y ahora vamos a por su continuación, Tail Lights In A Boomtown. Acostumbrados a encontrarnos con las habituales letras de Jenkins, que no solían alejarse demasiado del género outlaw, sorprende darse de bruces con un disco de esperanza, casi diríamos que optimista. Pero la explicación es sencilla. Jenkins había tenido que enfrentarse en este tiempo a unos graves problemas cardíacos que a punto habían estado de costarle la vida. De hecho, tuvo que afrontar la grabación del álbum mientras luchaba contra su afección, y esta no acabó ni siquiera cuando el disco vio la luz, en febrero de este año. A pesar de eso el disco mira el futuro con ganas de cazarlo al vuelo. Con su habitual mezcla de rock, blues y country, pero esta vez, poniéndonos en el lado amable de la existencia, como sucede en «Be The Revival» o «High Time», en la que aparece como invitado Stoney laRue. Como siempre, el protagonismo se lo lleva la manera de contar historias de un Jenkins más sentimental que nunca, sabiendo zarandear los recovecos del alma para ponerlos patas arriba y que el oyente se ponga irremisiblemente en su lugar o en el de los protagonistas de sus canciones. Demostrando que pocos músicos de raíces podían mirarle de tú a tú cuando se trataba de transmitir. Y sí, hablo en pasado porque el bueno de Brandon nos abandonaba solo un mes después de que este magnífico trabajo viera la luz. Un fantástico y a la vez tristísimo disco póstumo. DEP.

EDUARDO IZQUIERDO

Deja un comentario

*