BE PROG! MY FRIEND (Poble Espanyol, Barcelona 01-07-2017)

Con la experiencia del viernes, y conociendo el cartel del sábado, los asiduos al Be Prog! My Friend ya intuíamos que el segundo día iba a ser de los especiales. El público empezó a llenar el recinto del Poble Espanyol para poder ver en directo a la única banda española del cartel: Jardín de la Croix presentaban su último trabajo ‘Circadia’, los madrileños nos dieron un concierto instrumental con un Math-Rock técnico de gran calidad y melodías Post-Rock envolventes que poco a poco fueron cautivando a propios y extraños a medida que aumentaba la concurrencia. La ovación final, con la plaza significativamente llena indica lo mucho que gustaron.

La magia del evento continuó aumentando en su segunda jornada pues a las 18:30 salía al escenario el conocido por estos lares Devin Townsend que, desafortunadamente sufrió problemas técnicos que le impidieron empezar el show hasta quince minutos más tarde; inconveniente que el gran showman logró hacer pasar increíblemente bien, entreteniéndonos con buen humor,  practicando idiomas con sus apodos y con chistes de canadienses. Muy meritorio aguantar tanto tiempo manteniendo la atención del público. El concierto se basó en su primer álbum como Devin Townsend Project (‘Ocean Machine: Biomech’), celebrando sus ya veinte años. Es de agradecer que los artistas que tan a menudo visitan la ciudad y el mismo festival tengan propuestas nuevas que mostrar, evitando así el posible hastío de sus seguidores, manteniendo el anhelo de volver a ver al artista varias veces en poco tiempo.

A continuación tomaba el escenario una banda emblemática del Be Prog! como es Anathema, capitaneada por el autoproclamado embajador del festival, Vincent Cavanagh, pues ya es la tercera vez que actuaba en esta plaza, sin contar el concierto acústico de presentación de la actual edición. Así, se les vio cómodos y distendidos, destacando a Lee Douglas, la voz femenina, que brilla más y mejor en cada gira que pasa y ya tiene un papel sobresaliente en las composiciones del grupo. Presentaron su último trabajo que, siendo más que correcto, no acaba de cuajar entre sus seguidores y los crujidos de algún fallo de contacto en el cableado y el bajo estado de su hermano Danny fueron en detrimento de una actuación con hermosos momentos sobre todo cuando entonaron temas esenciales en su repertorio como “Thin Air”, “Universal”, “Closer” o “A Natural Disaster”.  La sensación general fue un set bonito y emotivo, pero no su mejor concierto. Acaban de anunciar para el próximo 12 y 13 de octubre su paso por la Riviera de Madrid y la Sala Apolo Barcelona en su gira ‘The Optimist’.

Así, llega la hora de cabeza de cartel del día y del festival. Cuando Ian Anderson decide volver a poner en marcha la maquinaria de Jethro Tull es porque tiene algo que ofrecer. Para este festival, prometió set de sus mejores temas y, dado el amplísimo repertorio de la banda, sabíamos que íbamos a presenciar a un evento especial. Y así fue. Con el sonido ecualizado a la perfección, pudimos disfrutar de lo que se podría calificar de concierto histórico. Arrancar con “Living in the Past” es toda una declaración de principios en todos los aspectos. A “Nothing Is Easy” le siguió “Heavy Horses” y la ovacionada “Thick as a Brick”.  Enseguida, pudimos advertir que la voz de Mr Anderson, con setenta años, queda ya muy limitada: en giras pasadas, se acompañaba de un joven cantante que le solucionaba la papeleta, pero se ve que para esta ocasión quería darlo todo y regalarnos un concierto lo más clásico posible. Parece que a nadie le importó la falta. Con un sonido perfecto, pudimos disfrutar de cortes instrumentales, donde la banda podía lucir sus habilidades: “Bourée”, “Dharma for One”, para lucimiento del joven Scott Hammond a la batería, o el turno de la guitarra de Florian Opahle y los teclados de John O’Hara en “Toccata and Fugue in D Minor”.  David Goodier al bajo  completa la banda actual que acompaña a Ian Anderson desde 2003. Acabo el repertorio, como no podía ser de otra manera, con sus clásicos “Aqualung” y “Locomotive Breath”, dejándonos con la sensación de haber presenciado un concierto histórico.

Mientras una parte del público inicia la desbanda, los conocedores de Leprous se preparaban para encarar el último tramo del Festival. El setlist de Leprous estaba escogido a demanda de sus seguidores, así que quedo un repertorio de ensueño: “The Valley”, “Forced Entry”, “Restless”, “The Cloak”, “MB. Indifferentia” (tocada por primera vez desde 2013), “The Flood”, “From the Flame” (por primera vez en directo), “Rewind”, “Echo”, “Passing” y la final “Contaminate Me”. La banda hizo gala de su intensidad característica, con Einar Solberg demostrando la versatilidad de su voz, aunque en los guturales se apoca, quizás para no resentir el resto de registros. Ya cuando encienden las luces del recinto por sorpresa y fuera de horario, los noruegos vuelven a tomar el escenario para regalarnos “Slave” como bis, algo de lo más inusual en festivales y que añade otro punto a organización, público y banda. Si os los perdisteis, vuelven en una extensa gira europea y visitarán Madrid (Sala But – 9 de nov.) y Barcelona (Sala Bikini – 10 Nov.). No hay excusas.

La coincidencia de fechas con RockFest, el otro festival de corte metálico de la ciudad, quizás hizo mella en la entrada, ya que obligó a más de uno a escoger a cuál de los dos eventos asistir. Obviamente, hay un público devoto para ambas programaciones, pero los que hubieran asistido a los dos festivales tuvieron que decidirse por uno de ellos. Sea cual sea la decisión de cada uno, con la coincidencia en fechas pierden todos, organizadores y público. Los que escogieron el Poble Espanyol marchaban con cara de satisfacción, con avidez de continuar disfrutando de veladas mágicas y la necesidad de empezar ya la quinta edición. Ahora se abre ese lapso de tiempo en que volvemos a hacer girar la rueda de las especulaciones, nos sorprenderemos con las confirmaciones esperaremos con ansia que llegue la fecha anunciada… esperando, eso sí, que no coincida con otros eventos de calibre en la Ciudad Condal. Larga vida al Be Prog! My friends!

TEXTO Y FOTOS: JOSEP M. LLOVERA

Deja un comentario

*