BARON ROJO: LA PELICULA (José San Cristóbal y Javier Paniagua)

baronLa banda de rock español más importante de todos los tiempos se reúne para una esperadísima gira de treinta aniversario y… ¿qué pasa? Nada. No ocurre nada, al menos de puertas para adentro. Los fans nos llevamos el regalo de nuestra vida con la vuelta de la formación original de Barón Rojo, pero no se puede decir que hubiera ningún tipo de convulsión emocional sísmica en el seno de tan legendario grupo. Entre la fría transacción económica y una nueva oportunidad perdida, entre dos polos opuestos tan irreconciliables como creativamente imbatibles, entre el fracaso asumido y la gloria desperdiciada, así navega ‘Barón Rojo: La Película’, entrañable e interesante documento que repasa el frustrante puedo-y-no-quiero (sic) de una gira que podía haber dado mucho más de sí y que, lamentablemente, quedó como una mera anécdota. Protagonistas, compañeros de viaje y seguidores con pedigrí dan sus impresiones del asunto sin escatimar loas y puyazos, pero ahorrando sangre, pudiendo disfrutar el espectador de un retrato bastante claro de las diferentes personalidades del cuarteto (los explosivos egos de Armando y Sherpa, la neutral profesionalidad de Carlos, la brillante claridad del reflexivo Hermes) con algunos momentos de sonrojo (esas forzadas secuencias ‘interpretadas’ por la banda) y otros sencillamente monumentales (el emocionante primer ensayo o la dicotomía entre bandos en el asiento trasero de la furgoneta de gira, discutiendo ‘Avatar’). Un documental que, a pesar de las buenas intenciones, resulta descorazonador en su esencia, captando con necesaria frialdad y brutal sinceridad (especialmente en su recta final) una nueva mano de cartas perdedoras para una partida que debería haber sacado provecho a tamaño póker de ases con tanto que ganar. Ahora sí: no va más.

ALBERTO DÍAZ






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*