LA APROPIACIÓN INDEBIDA EN INTERNET: UN CLÁSICO MOLESTO

In EL FRANCOTIRADOR IMPACIENTE, OPINIÓN

El arte se basa en la creación. Es el motor de los sentidos, estimula nuestras capacidades cognitivas y, además, descansa, sobre todo, en todo aquello que vivimos y que nos define como personas o, en su defecto, lo que no vivimos y nos frustra como seres humanos. La vida imita al arte y viceversa. Sin embargo, la creación artística tiene dos enemigos mortales a día de hoy: Internet y la impunidad que éste ofrece. Cuando todos tuvimos acceso a la red fue, sin lugar a dudas, una de las grandes revoluciones tecnológicas del mundo contemporáneo: el intercambio cultural en España se producía con cuentagotas y, sobre todo, con retraso; el mundo cibernético no sólo democratizó el acceso a la cultura –haciendo, en muchos casos, una labor mucho más fructífera que cuarenta años de planes educativos frustrados-, sino que nos mostró a numerosos artistas que, a día de hoy, son clásicos de la cultura contemporánea.

Sin embargo, como decía en el primer párrafo, Internet se ha convertido en un instrumento pernicioso para los creadores, independientemente de cuál sea su rama artística. Mortífero porque ha propiciado que gente con escaso talento y menos vergüenza todavía, se apropie del trabajo de los demás. La cultura ha de ser libre en la medida de lo posible Y cuando hablamos de libertad, lo hacemos desde el punto de vista de que, usted, como lector, tiene derecho a un quantum; pero yo, como redactor y escritor, tengo derecho a que usted no disponga de mi obra sin mi permiso. El problema en España es que, en prácticamente todo, se cae en el maniqueísmo moral: o está usted conmigo o está contra mí. Esa losa que arrastramos históricamente los españoles desde hace varios siglos se deja ver, también, a la hora de enlodar el trabajo de los demás. ¿Cómo no iba a suceder lo mismo para los que hemos hecho de Internet y del Periodismo nuestra principal herramienta de trabajo?

apropiación indebida internet
Jimmy Page, diestro personaje en el arte de la apropiación indebida mucho antes de la irrupción de Internet.

A la hora de escribir, el hecho de que alguien nos ‘hurte’ una idea, se ha convertido en nuestro principal caballo de Troya. Lo peor es que, en muchas ocasiones, esta práctica ilícita proviene, incluso, de medios mucho más asentados y mejor dotados tanto de recursos económicos como de capital humano. ¿El problema cuál es? Que, en muchas ocasiones, la prensa no hace de contrapoder y de labores de información, sino que se sirve de su influencia para soterrar el trabajo de los que, en cierta medida, intentan hacer su trabajo humildemente. Es triste: pero ell periodismo en España, salvo ocasiones, está inundado por el fariseísmo y las maniobras arteras entre compañeros de oficio.

Escribir es difícil. Marcel Proust dijo que le desgastaba más que el mero hecho de vivir. La creatividad va de la mano con la frustración: la hoja en blanco, el enemigo número uno del escritor, es como la piedra que Sísifo empuja. Por eso, cuando uno respeta y, en cierto modo, admira el trabajo de los demás, ¿qué menos que hagan lo mismo con el de uno mismo? Pues bien: es una constante en el mundo del Periodismo y las Letras –y del arte, en general-. El talento a la hora de desarrollar cualquier actividad y triunfar en ésta, en general, se circunscribe, también, a la hora de admitir la valía de otros y respetarlos. El talento y la genialidad, amén de la madurez profesional, se ciñe a entender que los artículos se pueden afrontar desde puntos de vista distintos hasta dar con el quid de la cuestión.

Escribir no es una ciencia exacta, como las matemáticas, o una labor positiva como el Derecho: para poder llegar expresar lo que uno quiere uno puede ir probando con diversos enfoques hasta dar con la perspectiva adecuada: la cuestión es cuando nos nutrimos del esfuerzo ajeno y pretendemos pasar por ingeniosos cuando, en realidad, lo único que conseguimos es hacer del Periodismo –ya de por sí, una profesión bastante mal considerada en España-, una jauría de escribas sin alma. ¿Es esto lo que necesitamos? Sinceramente, no. ¿Le ha gustado usted un artículo? Háganos un favor y, ya de paso, hágaselo a usted mismo: cite al autor y al medio: no sólo estará siendo honrado e inteligente, sino que estará respetando el código deontológico fundamental de esta profesión y estará velando para que esta noble profesión pueda perpetuarse.

ALEX PALAHNIUK

You may also read!

THE ROLLING STONES PLAYLIST

Hoy lunes 25 de septiembre es el primer día de la semana más stoniana del año, al menos en

Read More...

SONGBOOK 2 (Ladrón)

(Amaniaco Ediciones) Infatigable, incorregible e inquieto como pocos sigue el sinpar Joaquín Ladrón (aka Ladroncomix) en su sacrosanta misión

Read More...

BE PROG! MY FRIEND 2018 ANUNCIAN DOS CONFIRMACIONES

Be Prog! My Friend 2018 presenta las dos primeras bandas de su cartel para su 5ª Edición: Sons Of

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu