AMFest 2017 – Día 3 (Sábado, 28-10)

Con las expectativas cumplidas y superadas en las dos primeras jornadas del AMFest 2017 (DÍA 1: jueves 26 y DÍA 2: viernes 27), los conciertos programados para el sábado son un regalo extra para un servidor. El cartel del cierre se colma de grupos nacionales a excepción de los británicos My Vitriol.

BLAK

BLAK es la única banda de post-Rock nacional del cartel. En su concierto de presentación con su primer trabajo ‘Between darkness and light’ bajo el brazo, los de Roda de Ter demostraron la cohesión necesaria para desarrollar los intrincados pasajes de sus temas. Lucieron su capacidad compositiva con imágenes evocadoras y atmósferas inquietantes, dieron la talla y nos pusieron en ambiente.

The Last 3 Lines

La psicodelía rock, indie y con tintes folk, viene de la mano de los barceloneses The last 3 Lines. La banda tiene un recorrido de casi 10 años del que se valieron: Sonaron frescos y le dieron el punto country al festival.

Mourn

Había curiosidad a ver como pegaba la propuesta garajera más punk del cartel con proyección internacional. Mourn, la joven banda del Maresme esta formada por tres chicas a las cuerdas: Carla Pérez y Jazz Rodríguez a las guitarras y voz y Leia Rodríguez al bajo, y Antonio Postius a la batería. Con un sonido crudo muy 90’s nos acompañaron de forma intensa hasta lo que se presentaba como el cabeza de cartel del día. La propuesta funcionó bien.

My Vitriol

Así llegamos a una de las actuaciones más esperadas y temidas a la vez. My Vitriol retoman el mundo del espectáculo después de un “vertiginoso” éxito que no pudieron asumir tras la edición de su primer larga duración ‘Finelines’. Habían expectativas de poder revivir un grupo mítico de principios de siglo, pero a poco de subir a escena descubrimos que se trataba de un concierto de “bolsillo”: La baja de Laura Salmon a las cuatro cuerdas, fue sustituida por samplers pregrabados y la batería electrónica le restó magia al show. No fue un desastre pero no convencieron.

El juego de luces aportado, tanto el jueves como el viernes, por la organización para mejor presencia de los espectáculos ofrecidos fue un detalle que no suele tenerse muy en cuenta, pero que los que disfrutamos de los shows en vivo tenemos que agradecer y para poder apreciar la diferencia tuvimos las actuaciones del sábado, con el colofón de la actuación de los británicos, con la “iluminación” de la sala, tortuosa, impredecible e incluso molesta al espectador.

The Wax

Despúes de los británicos, volvemos a abordar grupos locales. Esta vez, The Wax contaron con una pequeña tropa de seguidores. Pequeña en número pero que se lo pasaron en grande en el pit, y es que los de Navarcles ofrecen un post-hardcore potente y de calidad,  y con un frontman con agresividad contagiosa, audiencia y banda disfrutaron crowdsurfings consiguiendo ese enlace especial que hace que un concierto sea una fiesta. ¡Dieron mucha cera!

The Suicide of Western Culture

Para cerrar el festival The Suicide of Western Culture, que cancelaron en la pasada edición por enfermedad. Una pareja con todo tipo de artilugios, pedales, samplers para rellenar un show electrónico apoyado con proyecciones y, mientras los asistentes al festival fueron desfilando a asimilar la vivencia, público externo empezó a llenar el recinto para disfrutar de los últimos estertores del AMFest 2017.

Parece que el festival va a cambiar de formato. Cualquier cambio será bien recibido en aras de mantener vivo un evento tan interesante como necesario en estos lares.
¡Larga vida al AMFest!

TEXTO Y FOTOS: JOSEP Mª LLOVERA

Deja un comentario

*