AMFest 2017- Dia 2 (Viernes 27-10)

La tarde noche del viernes se presentaba con altas expectativas con la segunda jornada del AMFest 2017 que a priori venía cargada de interesantes actuaciones. De entrada, dos de las cinco bandas anunciadas, Truckfighters y And So I Watch You From Afar (desde ahora ASIWYFA) tienen renombre y son las que han atraído a la gran mayoría del público. Se notaba que en esta segunda jornada la afluencia de publico sería mayor, pues antes de empezar la sesión la pista estaba tan llena como el jueves en su máximo momento. Así pues nos colocamos delante del escenario ya montado con los habituales instrumentos, amplificadores y pedaleras esperando la entrada de la primera banda, desconocida para la inmensa mayoría de los allí presentes.

Y… entra en el escenario una chica que, sorteando el cableado e instrumentos montados, se sienta tímidamente ante el piano… ¡Bueno! una solista para abrir el día fuerte del festi, bien, pero… lo que pasó a continuación nos dejó sin palabras. Literalmente… A toda la sala.

Marina Herlop

Fue sonar las primeras delicadas notas de las composiciones de Marina Herlop y la sensación de que allí se podía palpar la música obligó a la audiencia a mantener un respetuoso silencio que duró hasta el final de su actuación. El repertorio son temas con base armónica clásica pero con un tratamiento vanguardista que combina fragmentos agradables y tensos con admirable sencillez. Las líneas vocales, agudas hasta lo imposible, elevan las melodías a niveles lisérgicos y, otra sorpresa añadida a la magia del momento, las “letras” no siguen otro idioma que el musical. La voz es usada como un instrumento que busca un efecto sensitivo y no literal. La sorpresa del festival.

Pg. Lost

Todavía atónitos por la experiencia, toman las tablas Pg.Lost. Es una banda Post-Rock que se ajusta a la línea original del festival: temas instrumentales con base melancólica que tornan en vibrante intensidad. Los suecos subieron el volumen de la Apolo2 con gran maestría. Sonaron limpios y sensibles en los fragmentos que lo precisaban y, aumentando el octanaje a necesidad, hicieron entrar al público en calor. La jornada había remontado el vuelo, pero lo más loco estaba por llegar.

Truckfighters

Viendo la prueba de sonido de la banda que venía a continuación nadie que no conociera al trío en directo podría haber adivinado la que se nos venía encima. Los chicos desaparecen para tomar aire y… Truckfighters retoman el escenario dispuestos a comérselo todo. Niklas ‘Dango’ Källgren antes de colgarse la guitarra ya lanza la camiseta al público: Todo una declaración de intenciones que no tarda ni un minuto en estallar en una descarga de rock energético a toda mecha. El Groovy de alta intensidad con base Stoner de los suecos no para de golpear y la actitud incesante del trio liderado por su adrenalínico guitarra se contagia y apodera de la sala que no para de saltar durante todo el set. Temas como “Desert Cruiser” llevan a la locura colectiva al semi-lleno del recinto. Un directo para vivirlo.

And So I Watch You From Afar

Así de difícil se les habían puesto las cosas a los irlandeses ASIWYFA (ver más arriba) que repetían visita al festival. Para complicar un poco más la puesta en escena, problemas técnico-mecánicos con la pedalera del guitarra Niall Kennedy déjaron a este completamente mudo durante los dos primeros temas. Al final, un pedal fuera y a seguir. Los de Belfast levantaron el recital con profesionalidad con su post-Rock psicodélico.

Playback Maracas

Una vez alcanzado un inmejorable ambiente se juntan varios factores que producen un efecto sino devastador, si desalentador. Por imposiciones horarias de la sala, tenemos que desalojar la 2, para subir a la sala principal del Apolo. Lo que en un principio podría parecer un curioso fin de fiesta se convirtió en media hora en la calle para poder volver a acceder al local, lo que generó un goteo de público que, cansado ya, fue marchando a su casa. Mal lo tenían los Playback Maracas, con una puesta en escena estática, pues son un duo multi-instrumental formado por Eloi Martínez a la batería, percusiones, sintetizadores y vocoder y Álex Pérez que manipula samplers y sintetizadores, además de tocar bajo y guitarra. La propuesta basada en la electrónica experimental, los ancla a su instrumental y cableado. El caso es que el público que subio a la Sala Apolo quiso darles la oportunidad y disfrutar del espectáculo, pero otro imperativo de la sala obligo a cerrar el show sin acabar su set. Podríamos decir que llevaban el gafe.

El sombrío final no enturbio lo que fue una jornada memorable donde, no creo exagerar al afirmar que, prácticamente todos los asistentes disfrutamos de la totalidad de las actuaciones.

Ya “sólo” nos queda un sábado con seis bandas a descubrir. ¡Aquí tienes el resumen del sábado!

La crónica del primer dia del AMFest 2017, aquí.

Josep M. Llovera

Deja un comentario

*