AC/DC: LOS AÑOS DE BON SCOTT (PARTE 1)

In ARTÍCULOS

Tras despedir al cantante Dave Evans, los hermanos Young decidieron que el bueno de Bon Scott, un tipo bastante más mayor que ello y todo un veterano de los escenarios, estaba destinado a ser su voz cantante y el auténtico estandarte del grupo, en cuanto a todo lo que el lema ‘sexo, drogas y rock’n’roll se refiere. El resto, es historia. Repasamos aquí, en un artículo dividido en dos partes, los gloriosos años del canalla Scott al mando de la nave australiana.

LOS COMIENZOS DEL DRAGÓN TATUADO

“Antes de nuestro primer concierto, Bon se tomó dos botellas de bourbon, se fumó un porro de marihuana y, para rematar, esnifó un gramo de coca y medio de speed. Después dijo: “ya estoy listo”. Salió al escenario y se puso a correr con las bragas de su mujer en la cabeza mientras le gritaba al público. ¡Decía que eso le hacía sentirse joven de nuevo!”. (Angus Young)

Bon había hecho sus pinitos en el mundo del pop australiano formando parte de The Valentines. Con esta formación, había conseguido cierta notoriedad en 1967, grabando algún éxito menor: en 1969, consiguieron triunfar con “My Old Man Is a Groovy Old Man”, una canción de Pop Rock que les reportó cierta fama. Un poco más tarde, tuvieron el dudoso honor de ser el primer grupo de Australia arrestado por posesión de drogas y todo se fue al traste con dicho escándalo. Así que, a principios de 1970, la banda se disolvió. Bon hizo el petate, se marchó a Sidney, se introdujo en los ambientes hippies de la ciudad y consiguió entrar a formar parte de Fraternity, un grupo más duro y progresivo que The Valentines. Con ellos grabó dos álbumes y giró por Europa. La falta de éxito y un terrible accidente de moto le obligaron a dejar la banda y a estar alejado unos cuantos meses de los escenarios. Cuando se hubo recuperado, se puso a buscar una banda que diese rienda suelta a sus instintos más salvajes y rockeros. Un buen amigo le habló de AC/DC y los hermanos Young, y le presentó al manager de estos.

“Nunca antes había visto ni escuchado a la banda. Su manager me dijo: “espera aquí, la banda va a salir en unos dos minutos”. Esperé intrigado y, al rato, veo que sale ese jovenzuelo vestido con uniforme escolar. Al principio, me dio la risa floja, pero después aluciné con su energía y su buen rollo. Solo fallaba aquel puto cantante. Pensé… ¡Esta es la mía! Y aproveché la ocasión para explicarles que yo era mejor que ese payaso que tenían como cantante. Me dieron la oportunidad y me quedé con su puesto”. (Bon)

Dennis Laughlin, su manager de entonces, le dijo a Malcolm Young: “No podemos darle el puesto a ese tipo. A las chicas no les gusta: es viejo y lleva un diente de tiburón en la oreja”. Afortunadamente, ni Malcolm ni Angus hicieron caso a sus palabras. Con la incorporación de Bon Scott en AC/DC, todo encajó a la perfección. El cuerpo tatuado de Bon y su voz juguetona y peculiar casaban perfectamente con la música del grupo. Bon aportaba carisma con su punto callejero, su talento narrativo y su sentido del humor.

 “Nunca di clases de canto: solo un montón de buen whisky y una larga lista de bandas de blues o, mejor dicho, bandas de bebercio”. (Bon)

La nueva formación comienza a dar que hablar y deja sin habla a los que acuden a sus conciertos. A comienzos de 1974, están superando a otras bandas de su época. Tocan en cualquier sitio: desde locales de striptease a antros de moteros. Era hora de dejar registrada su energía en un disco para la posteridad, cambiar de manager (Dennis Laughlin les pagaba en drogas y calderilla), reclutar a nuevos miembros e instalarse en Melbourne.

‘HIGH VOLTAGE’, UN PASO EN FALSO

El ‘High Voltage’ original fue lanzado el 17 de febrero de 1975 bajo el sello Albert únicamente en Australia (aunque volvieron a utilizar el título para un álbum posterior que se convirtió en su primer  larga duración de éxito internacional). El álbum se grabó en diez días, en noviembre de 1974 en los estudios Albert de Sidney. George Young y Harry Vanda se encargaron de la producción. Bon solo llevaba dos meses en la banda, pero parecía que llevase toda la vida con los chicos. El resultado no era malo, pero no reflejaba su verdadero potencial en directo. Tiene alguna canción que no da la talla y algunos temas parecen material de relleno. El mejor tema del disco es una versión del “Baby Please Don´t Go” de Muddy Waters, y solo los temas “Little Lover”, la oda de Bon a su ex mujer “She´s Got Balls” y el boogie “Show Bussiness” mantienen el tipo.

Este disco les hizo girar por toda Australia, y su discográfica les apoyo publicando los sencillos “Baby Please Don´t Go” y “High Voltage” que crearon bastante expectación. Les hacía falta reclutar a una base rítmica competente para defender el disco en directo. Finalmente, reclutaron a Phil Rudd y Mark Evans y la formación original quedó consolidada. Ambos componentes dieron solidez a la banda y fueron un trampolín perfecto para el incansable ritmo que Bon, Malcom y Angus necesitaban. Las aventuras de su primera gira les inspiraron nuevas letras y canciones; sin perder un minuto, se metieron en el estudio a grabar su siguiente disco.

 ‘T.N.T’, EL PRIMER BOMBAZO

Para grabar este álbum la banda volvió a utilizar el mismo estudio, equipo de producción y sello discográfico. Esta vez lo bordaron: las aportaciones de Phil Rudd y Mark Evans marcaron una gran diferencia con el disco anterior. Esto, unido a su experiencia en la carretera, dio como resultado un álbum de puro Rock, cojonudo, potente y preciso que contenía gemas como “It´s A Long Way To The Top” y sus deliciosas gaitas escocesas. Trallazos repletos de riffs como “Live Wire” y “T.N.T” y temazos boggie rock como “Rocker” y “High Voltage”. Bon se descubrió como un letrista sencillo y directo que conecta a la perfección con el público. El disco se publicó en septiembre de 1975 y rápidamente alcanzó las 100.000 copias vendidas. Algo estaba pasando con la banda y, para aprovecharlo, su discográfica publicó el single “It’s A Long Way To The Top”. Por aquel entonces, comienzan a llenar los locales hasta la bandera y se consagran en Australia como uno de sus grupos más importantes. Por aquel entonces, el comportamiento kamikaze de Bon comienza a dejar flipados a los miembros de su banda.

 “Era capaz de cualquier cosa. Recuerdo que una vez en Melbourne alguien se apostó con él si sería capaz de tirarse a la piscina del hotel desde un cuarto piso. Subimos al cuarto piso y el cabronazo saltó de espaldas con una copa en la mano. Nada más salir del agua preguntó: “¿dónde está mi dinero?”. Debo puntualizar que solo se habían apostado diez dólares y que estábamos en pleno invierno. Bon hacía un montón de locuras”. (Angus)

Su creciente popularidad hace que algunas discográficas extranjeras comiencen a interesarse por la banda. Al final, es Atlantic Records quien se lleva el gato al agua.

‘DIRTY DEEDS DONE DIRT CHEAP’, EN FASE ASCENDENTE

La creciente popularidad de AC/DC en Australia exigía un nuevo disco. Así que, en enero de 1976, la banda vuelve a los Albert Studios con Vanda y Young. Casi sin ensayos ni tiempo para componer, registran ‘Dirty Deeds Done Dirt Cheap’ en unos quince días. Este disco continua en su línea hard rockera. El tema que da título al álbum, “Rocker” y “Problem Child” son pura dinamita; pero el disco flojea en temas como “Love At First Feel” y “Big Balls”. La fecha de edición del disco se retrasó hasta septiembre de 1976, pero para compensarlo la discográfica lanzó el single de “Jailbreak” antes del verano. La banda hace las maletas y se marcha a Europa con su nuevo manager. Desembarcan en el Londres punk de los años 70 y, al principio, las pasan canutas para convencer a los jóvenes punkeros de que su antigua fórmula rockera vale para algo. La nueva moda despreciaba todo lo que tuviese relación con las sagradas raíces del Rock, pero su actitud sobre el escenario convenció al más pintado y les salvó de la quema, arrasando en prestigiosas salas como la Red Cow de  Hammersmith.

“Les vi actuar en el Red Cow y aluciné: fue el mejor espectáculo que he visto nunca. No habían anunciado nada, y cuando salieron al escenario habría unas diez personas en el bar. Medía hora después, volvieron a escena para una segunda tanda y el local estaba abarrotado. Todo el mundo había salido corriendo para avisar a sus amigos”. (Testigo anónimo del concierto)

Atlantic aprovechó esta popularidad para lanzar en el Reino Unido una mezcla de ‘High Voltage’ y ‘T.N.T’ que se hizo llamar ‘High Voltage’. Los críticos fueron muy receptivos y positivos con el disco y las publicaciones musicales importantes comenzaron a prestarles atención, así que se embarcaron en una gira de veinte fechas como cabezas de cartel que fue un exitazo (incluso el mítico locutor de radio John Peel los nombró como su banda favorita, todo un halago). El 27 de agosto, AC/DC debutan en la televisión británica junto a Marc Bolan y, un par de días después, actúan en el Festival de Reading… y por fin se publicó el ‘High Voltage’ versión británica en los Estados Unidos. Por si esto no fuera poco, en las navidades de 1976 se editó ‘Dirty Deeds Done Dirt Cheap’ en el Reino Unido y, poco más tarde, se haría la luz… y el rock’n’roll.

NACHO GARCÍA ÁLVAREZ

You may also read!

GIRA POR ESPAÑA DE H.E.A.T EN NOVIEMBRE

7 DE NOVIEMBRE – SANTANA 27 – BILBAO 8 DE NOVIEMBRE- LA RIVIERA – MADRID 9 DE NOVIEMBRE –

Read More...

BLACK COUNTRY COMMUNION ‘BBCIV’

(Mascot/Top Artist) La irrupción de Black Country Communion con su homónimo disco de debut en 2010 demostró varias cosas.

Read More...

ROCK BANDS MEETING NIGHT

Desde Pro-Creative y el grupo de Facebook Apoyamos a las bandas locales os invitan a una noche distinta en

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu