77 (Rocksound, Barcelona 20-11-2016)

77-rocksound-news

Segundo llenazo en Rocksound el de los apabullantes 77 interpretando en su integridad el ‘Paranoid‘ de Black Sabbath. Todo ello en el marco del ciclo que la gente de Producciones Acaraperro  lleva organizando desde hace algún tiempo. Una buena idea, la de proponer a grupos con discos editados que recreen un álbum consagrado de algún artista objeto de su admiración. Quizás hacer lo propio con un trabajo de AC/DC hubiese resultado demasiado obvio, así que el elegido fue este segundo disco de Iommi y los suyos. Y eso fue lo que hicieron, en orden estricto. Y para acabar, cuatro temas más de Sabbath de regalo: «Black Sabbath», «Supernaut», «N.I.B» y «Children Of The Grave».

Las habeis escuchado mil veces, y algunos la tenemos tan integradas en nuestro ADN que dificilmente nos podríamos imaginar que se nos podría poner la piel de gallina revisándolas otra vez. Grave error, porque cuando estos tipos tomaron las tablas con la ultra sobada «War Pigs» nos volaron la cabeza desde el minuto cero, por volumen, por actitud, por convencimiento. En serio que nunca pensé en que volvería a berrear eso de «Generals gathering the maaaasseeees» con el puño en alto, ni que agitaría la cabeza como un poseso con «Paranoid», ni que se me pondría la piel de gallina con «Planet Caravan» desde la versión de Pantera de hace décadas, o algo así. Y a esas alturas creo que la mayoría del público estaba en la misma longitud de onda que un servidor, menos los dos personajes que tenía al lado, que se pasaron todo el concierto hablando idioteces. ¿En serio pagaron por escucharse a si mismos? Lo que vengo a decir es que los miembros de 77 le echaron tantos bemoles a la cosa que lograron insuflar vida nueva a un disco que ya va para el medio siglo de existencia.

«¡Es la actitud, estúpido!». Y no es que toquen bien, que lo hacen y de sobras, es que realmente lo viven. Y, lo más importante, logran transmitirlo a una audiencia tan receptiva como entusiasta. Sí «Iron Man» revivió esa noche de forma monstruosa y amenazante , y «Electric Funeral» nos recordó de dónde procede el doom primigenio, la instrumental «Rat Salad» dio pie a un tour de force impresionante por parte de Andy, un tipo pequeño pero enorme, que maltrató su batería hasta el delirio, el suyo y el de los presentes. Moon y Bonham hubiesen estado orgullosos. Armand se puso en la piel de Ozzy sin aparente esfuerzo, Gerard dio proporcionó una fuerza descomunal al trabajo de Iommi y Guillem torturó las cuerdas de su bajo desafiando las leyes de la física. Y finalmente se despidieron de nosotros asegurando que la cosa no se iba a repetir… o puede que sí, con el ‘Vol. IV‘. Una noche para recordar. Seguiremos atentos.

TEXTO: YURI VARGAS

FOTOS: LECUMBERRY






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*