5 CONTRA UNO: JODIE CASH (JODIE CASH FINGERS)

 

Un placer para nosotros tener a Jodie Cash revisitando sus discos favoritos. Una selección variopinta y de lo más curiosa, mucho más allá del rock&roll y el rockabilly, pero… dejemos que sea la ecléctica y siempre poderosa Jodie quien nos presente su particular cinco contra uno.

Bueno, tengo que decir que me ha sido muy difícil escoger cinco discos entre los que haya podido comprar a lo largo de mi vida, pues he tenido la suerte de contar con la mejor biblioteca musical que pueda tener una en su casa. Siempre he podido echar mano de los cientos de LPs, CDs y DVDs de mis padres. Ahí está todo lo esencial para mi: Janis Joplin, Aretha Franklin, Hank Williams, Bruce Springsteen, Loretta Lynn, Lynyrd Skynyrd, Creedence Clearwater Revival, Waylon Jennings, Michael Jackson… Necesitaría varias páginas para mencionar todo lo que he escuchado y ha servido para forjar mis gustos musicales, así que me dejo guiar por el corazón y mencionaré solo los cinco que, de una manera u otra, han influido más en mi vida.

 

LOS CINCO

Sam Cooke ‘Night Beat’ (1963)

Allá por el año 2008, viajé a Galicia por primera vez de vacaciones y me hospedé en casa de un gran amigo de la familia. Recuerdo muy bien aquellas vacaciones, porque además de ser la primera vez que pisaba tierras gallegas, fue el año que, por decirlo de alguna manera, empecé a deshacerme de cosas y personas que ya no tenían nada que ver con la persona que empezaba a ser. Entonces mi amigo, o sea el amigo de nuestra familia y al que quiero como a un tío de sangre, Jaume Solé, responsable de la sala Mardi Gras de A Coruña, además de cederme su hogar, me regaló este pedazo de disco, entre otras cosas. Tengo que confesar que había oído mil veces a Sam Cooke en casa, pero ni sabía como se llamaba ni había indagado sobre su vida y carrera hasta entonces. Él sólo dijo una frase en medio de una conversación que tuvimos una noche de aquellas vacaciones: “¿Te gusta el soul? Pues escucha al Rey”. ¿Y el disco? Pues una pasada, donde me quedo con la canción “Get yourself another fool”.

 John Fogerty ‘Premonition’ (1998)

Adoro a la Creedence Clearwater Revival y adoro a John Fogerty. Si quiero transportarme a mi infancia, basta con poner un disco de la Creedence, y ahí vendrán a mi mente todas esas imágenes de mi casa llena de gente del mundo rock. Podría mencionar cualquiera de sus discos, pero tengo que citar uno, así que me pronuncio por este, que es un directo grabado en Los Angeles, si no me equivoco… Para el disco también se filmó un DVD que recoge el concierto y que también me encanta. Su manera de cuidar el atrezzo del show me fascina. El repertorio se basa en canciones de la Creedence y de Fogerty en solitario y, claro, me gustan todas, pero tengo que destacar su personal adaptación del “I put spell on you” de Screamin’ Jay Hawkins, me requetemegaencanta. John Fogerty es el rey de los riffs, como dice Tony, guitarrista de mi banda: ¡es un hacedor de hits! ¡Pues eso!

 Janis Joplin ‘Janis’ (1975)

He tenido el orgullo de tener a mi Janis Joplin personal en casa, que no es otra que mi madre. ¡La recuerdo cantar “Me & Bobby McGee” de Kris Kristofferson tantas veces! Y recuerdo cuando era pequeña que la portada de este disco me recordaba mucho a ella, así que cuando empecé a introducirme en el mundo de la música tenía que seguir mi instinto y añadirlo a mi biblioteca personal. Y entonces descubrí canciones como “Ball & Chain”, “Try”, “Mercedes Benz”… y el gran mundo de esta gran dama blanca del Blues.

 Bebe ‘Pafuera Telarañas’ (2004)

Muchos se sorprenderán porque nombre a Bebe, pero nunca me he escondida: me apasiona la música, toda ella… Bebe es puro Rock. Me parece una pedazo de artista y este disco en concreto es una obra de arte. Es un desgarro del alma, un striptease emocional de una mujer que ha sufrido, un trabajo sincero, todo un regalo para los que tenemos el placer de disfrutarlo. Tendría yo unos diecisiete años cuando compré el disco, ya era una mujer, y no podía comprarme un disco mejor que este para darme cuenta de todo lo que digo.

 Nick Curran ‘Reform School Girl’ (2010)

Descubrí a Nick Curran cuando empecé a cantar como solista en mi primer grupo y decidimos incluir su canción “Kill my baby  en el repertorio. Así que compre este disco pues incluía la canción y me sorprendió muy gratamente. Después me interesé y empapé de sus otros trabajoa. Me flipó su voz: era el Little Richard blanco y el rugir de su guitarra me encantaba. Él destapó mi lado más ‘punky’, haciéndome conocer a grupos como The Sonics. Por desgracia, perdí la oportunidad de disfrutar mas de sus directos ya que en 2011 suspendió sus giras por enfermedad y en 2012 moría de cáncer de garganta con a penas 35 años. Una auténtica pérdida en el mundo del Rock´n´Roll con mayúsculas. Escuchar este disco de vez en cuando me lleva al lugar de dónde vengo y dónde empecé.

EL UNO

Dover ‘I Ka Kené’ (2010)

Respeto mucho a Dover y me sabe mal tener que ponerles un punto negativo. Me gustaban mucho cuando lanzaron su primer disco, incluso el segundo… pero en este, en mi opinión, la cagaron bastante. Leí que Amparo, la cantante líder, había tenido una relación con un africano y le dio por hacer un disco con sonidos típicos de su continente. Soy partidaria de arriesgar y probar cosas nuevas, pero también hay que ser realista y consecuente, porque el resultado a veces gustará y otras no. Para mí, en este disco perdieron toda su esencia rock para crear un disco lleno de arreglos discotequeros y cantos africanos (o lo que pretendía serlo). Una pena.

Deja un comentario

*