5 CONTRA 1 (MYRIAM SWANSON)

Ya sabéis que centrarme en cinco discos puede desencadenar una crisis de ansiedad para mí ¿no? Es que no se ni por dónde empezar. De hecho en diez años hemos hecho seis discos un single y un EP, lo que da a entender que me gustan mucho los discos y me cuesta mucho escoger-

Por cierto, ¿Os he dicho que presentamos un disco de rhythm n’ blues este mes? THE RHYTHM TREASURES- 28 de septiembre en la sala Upload. El disco se llama ‘All Around The World’ y estoy muy orgullosa de él.

Primero os diré que en mi casa no tuve acceso a muchos discos más allá de Antonio Machín o las historias del Capri, así que descubrí los discos a través de las pelis con mi hermano que es más mayor y siempre estuvo metido en el rock n roll. Aunque a él le molaba más Motorhëad que Elvis creo que vimos juntos ‘American Graffitti’ que contiene la mayoría de discos que escuché los siguientes ciento cincuenta  años, desde Buddy Holly a los Flamingos, de Booker T a los Beach Boys… También ‘La Bamba’ y ‘Dirty Dancing’ (menuda banda sonora). Pero vaya que tenía nueve años cuando las ví. Realmente la música hasta los sesenta no es muy de discos enteros así que cuando hagas una sección de singles ya hablaremos mucho más si quieres. 

LOS CINCO

Etta James ‘Tell Mama’ (1968): A los catorce o quince  años tuve mi primera banda de blues y descubrí a Robert Johnson, y desde Janis Joplin llegué a Big Mamma Thornton,  Billie Holiday y a Etta James,y me fasciné con ella. Me deshacía escuchando cada tema. Más tarde la vi con Dr John en un video cantando “I’d rather go blind” y me morí de amor.

Dr. John ‘Gumbo’ (1972): Creo que este es el primer disco que escuche entero, pero fue como descubrir la música de nuevo. Desde el voodoo, el jazz, el funk y el blues más salvajes hasta al profesor Longhair. Y me quedé colgada con el jazz porque la música tiene viajes que te vuelven loca, y el legado de  New Orleans es inabarcable aunque vivas catorce  vidas. 

Mose Allison ‘Back Country Suite’ (1957): ¿Hemos hablado de Mose Allison? Pues este disco lo descubrí hace muy poco gracias a Kiko Amat y su delicioso libro ‘Mil Violines’. Es brutal. 

The Clash ‘London Calling’ (1979): Me gustan Stray Cats, The Cramps y Ramones aunque a estos últimos al principio no los entendía. Me parecían súper aburridos hasta que empece a beber (risas). Pero este de The Clash, aunque sea tópico para algunos, para mí es la culminación de la exquisitez. Me gustan las bandas que tienen raíces fuertes y se atreven a probar cosas nuevas y eso me gusta en todos los ámbitos del universo. Total que el  disco cumple cuarenta años el próximo catorce de diciembre y espero estar con vosotros en Apolo y celebrarlo juntos con Flamingo Tours para poder destruir el espíritu navideño y enseñaros los arreglos que hicimos. Hay sorpresas… 

The Black Keys ‘El Camino’ (2011): Me resulta muy difícil escoger un disco de los sesenta de los que me quedan. Otis Redding, The Kinks, Irma Thomas, The Sonics, Elvis…Imposible, así que escojo uno moderno y me quedo con este de los Black Keys.

EL UNO

Eddie Harris ‘The Reason Why I’m Talking S-T’ (1976): Bueno…decepciones en la música sólo las tiene el que espera cosas (risas), pero bueno un disco flojo lo tiene cualquiera. Pero este de Eddie Harris que sale él en la portada con el saxo destrozado y que luego es un monologo se lleva la palma. Muy Spinal Tap. 

Los Southern Culture On The Skids a los que adoro tienen algun disco que necesitas un GPS para escucharlo o se te rompe la cabeza. Por no hablar de Hank Williams Jr. cuando se pasa con de trash (risas).

Pero cuando un disco te decepciona te acuerdas del documental de los Anvil y de algún disco que te sepas entero y se te pasa todo. Y si no que se lo digan a GG Allin.

FOTOS: JOSEP Mª LLOVERA






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*