lunes, noviembre 5th, 2018

 

ENDLESS BOOGIE: LA JAM PERPETUA LLEGA A BARCELONA

Formados en 1997 en Nueva York, surgieron de la unión de tres trabajadores de Matador Records y un coleccionista profesional de discos. Objetivo: hacer jams. No fue hasta 2001 que ofrecieron su primer concierto, como teloneros de Stephen Malkmus de Pavement. Tras un par de vinilos casi anónimos a mitad de la década, en 2008 llegó su primer LP formal, «Focus Level», en el que ya quedaba clara su pauta: mugrientos lametones de guitarra, un ritmo firme, algún grasiento solo, la voz del cantante Paul Major («en algún lugar entre John Lee Hooker y el graznido de Captain Beefheart», ‘The Guardian’ dixit) y una jam a perpetuidad. Temas largos, letanías como se Neu! hicieran blues a 5rpm, comparaciones con Canned Heat, ZZ Top, los Flamin’ Groovies de «Teenage Head», Amon Düül II. Después han llegado tres discos más: «Full House Head» (2010), «Long Island» (2013) y «Vibe Killer» (2017). EnLeer Más


PROFANATICA: BLASFEMIA SIN FIN

Podría decirse, a los ojos del gran público y en una primera lectura, que la globalización del Black Metal se produjo en los últimos años de la década de los noventa. Es cierto que las postrimerías del siglo XX contemplaron una diversificación y diseminación mundial del (¿sub?)género, hasta ese momento, mayoritariamente concentrado en Escandinavia. No obstante, existía una nutrida escena de bandas que practicaban Black Metal en todas sus variantes, tanto en el resto de Europa como en Estados Unidos, y que venían funcionando, -si bien a un nivel totalmente underground-, desde los albores de la década. En algunos casos, incluso desde finales de los ochenta. En particular, y en relación con los protagonistas de estas líneas, la escena USBM (United States Black Metal), influyó de una forma notable en bandas que, a la postre, han tenido mucha más repercusión mundial. Las primeras demos grabadas por formaciones pioneras del BlackLeer Más


YOB + WIEGEDOOD (Bóveda, Barcelona, 29/10/18)

Todo el aura de pesimismo que rodeó a Mike Scheidt a causa de una grave enfermedad intestinal que casi se lo lleva al otro barrio ya se vio disipada con la publicación del último álbum de YOB, ‘Our Raw Heart’, con un resultado óptimo, así que era de esperar la buena respuesta que tuvo entre los amantes del Doom y el Sludge Metal el tener una fecha de los norteamericanos en nuestra ciudad. El ambiente era el de las grandes ocasiones, con un lleno que rozaba el sold-out. El público ya era considerable al inicio con la banda invitada, Wiegedood, integrantes del colectivo llamado “Church of Ra”, junto con bandas como Amenra, Oathbreaker o Hessian. Los belgas Wiegedood acaban de cerrar su trilogía ’De Doden Hebben Het Goed’ y nos dieron una buena muestra de Black Metal, crudo y directo. El reducido espacio con el que contaban limitó en granLeer Más