miércoles, febrero 11th, 2015

 

FAITH NO MORE: SOLEADOS E INVENCIBLES

Ya tenemos fecha definitiva para el esperado nuevo álbum de Faith No More. ‘Sol Invictus’, tras 18 años de sequía discográfica, se llamará la colección de canciones, y se publicará oficialmente el próximo 19 de mayo en el propio sello discográfico de la banda Reclamation Recordings/Ipecac Recordings con distribución de Pias. Decir que hay ganas de escucharlo es poco y más tras el buen sabor de boca dejado por el tema de adelanto “Motherfucker”. Ha sido producido por el bajista de la banda Bill Gould que ha declarado lo siguiente sobre él en una entrevista a Rolling Stone; “Lo único que puedo decir es que creo que gracias a nuestra experiencia como músicos a lo largo de los años, lo que estamos grabando refleja hasta dónde hemos llegado desde que sacamos el disco anterior de Faith No More. Creo que es un gran paso adelante. Hay partes muy potentes yLeer Más


SCHIZOPHRENIC SPACERS (Rocksound, Barcelona 07-02-15)

No podía ser de otra manera: espectacular lleno en la necesaria sala del barrio de Pueblo Nuevo de Barcelona para ver y vivir a unos Spacers que se enfrentaban a una noche especial, como era la grabación de su primer disco oficial en directo. Y la gente no falló, arropándoles cómo se merecían. Con el ambiente bien caldeado, y tras la intro de rigor, Lon Spitfire y los suyos tomaron el escenario y facturaron un recital impecable marca de la casa, mezclando su repertorio propio con algunas versiones de esas bandas que tanto aman. Tonadas propias como “Predicting a Riot”, “Vincent The Cat” o “Witches From a Western World” sonaron igual de vivas y gozosas como las revisiones de clásicos de The Who o Alice Cooper. En su onda, vamos… profesionales hasta el límite. Lo único que quizás se echó un poco en falta fue el expansivo y desprejuiciado espectáculoLeer Más


THE JAMES HUNTER SIX (Marula Café, Barcelona 08-02-15)

Inusitada expectación e inesperado llenazo para esta nueva visita del británico James Hunter. El soul sigue en boga, y así se demostró con un público que arropó eufóricamente al líder y su banda desde el primer momento que tomaron las tablas. Imagino que, debido al fogoso recibimiento, Hunter mostró una cara que no se le había visto con mucha frecuencia; y es que, a pesar de su efectividad en directo, siempre se le veía como a un personaje distante, que hacía muy bien su trabajo pero que no acababa de entregarse a la audiencia. Pues esta vez todo cambió: alegre, dicharachero, parlanchín, sonriente y sobrado de ganas, nos obsequió con casi noventa minutos de un espectacular ejercicio de estilo calculado al milímetro y ejecutado con una solvencia impecable. Su concepción elegante del soul con ecos (nada disimulados) a Sam Cooke y Van Morrison nos hizo pasar una más que entretenidaLeer Más