091: AQUELLA BANDA MALDITA…

091news 1

Aunque parezca mentira, el rumor se ha confirmado; porque, para mucha gente, se trata de la noticia musical del año. Algunos aún se están pellizcando, y es que la vuelta de los granadinos 091 era algo que muchos pedíamos a gritos, pero en realidad sabíamos que se trataba de una fantasía prácticamente inalcanzable. Pues bien, se ha hecho realidad, aunque sólo sea para una gira. Esta “Maniobra de Resurrección”, después de veinte años desde su separación, llevará a la banda por todo el país durante el próximo año. Ya hay algunas fechas confirmadas, habrá más, y la banda ha anunciado que irán añadiendo nuevos conciertos dependiendo de la demanda. De momento, parece ser que va viento en popa, porque están arrasando en la venta de entradas para las primeras fechas. Y por si fuera poco, la cosa no acaba ahí; y es que se van a reeditar todos y cada uno de los discos que publicaron, algo que muchos esperamos desde hace años como agua de mayo. Así que… los Cero vuelven, y va en serio.

Los de Granada siempre fueron un grupo con mucha personalidad, siempre fieles a sí mismos, sin hacer caso de modas y tendencias. Ya desde el principio demostraron que no había nadie como ellos: eran elegantes, sofisticados, especiales… únicos, y sus canciones poseen probablemente las mejores letras que se han escrito jamás en el rock cantado en castellano. Y es que no hay muchos compositores en este país que le puedan hacer sombra al gran José Ignacio Lapido, el verdadero cerebro de esta banda, maestro entre maestros que también se ha sabido labrar una interesantísima carrera en solitario que desde aquí recomendamos encarecidamente.

091 news 2

091 tuvieron dos etapas: en los ochenta fueron una banda más enfocada a la música pop o pop-rock, donde grabaron algunos buenos discos y también alguna joya; y ya en la siguiente década, se convirtieron en una banda de ROCK con mayúsculas, grabando algunos de los mejores discos que se han parido en la piel del toro. Siete álbumes de estudio y un doble en directo fue lo que nos dejaron para siempre; y no debemos olvidar también algunos recopilatorios y un par de curiosos discos de homenaje hechos por otros músicos del país. Un legado bello e inmortal que repasamos a continuación, en justo tributo a una banda cuya honestidad y enorme calidad siempre estuvo marcada por la mala suerte y el mal trato que tuvieron por parte de la industria discográfica, algo que al final les pasaría factura hasta el punto de tener que retirarse, quedando para siempre como una de las formaciones más malditas de la música española. Pero el calado de sus canciones en la memoria colectiva, el culto alrededor de sus (hasta ahora) buscados y cotizadísimos discos y las historias de aquellos que pudieron vivirlos en su día, ha hecho que la leyenda de la banda creciera cada vez más en todos estos años. De hecho, cuentan ahora con muchos más fans que cuando estaban en activo. Siempre es necesario reivindicar el legado de esta banda. 2016 será el año de 091 porque… aunque nunca lo haya dicho, siempre lo he pensado: sigue estando Dios de nuestro lado.

091 cementerio de automóviles

‘Cementerio de Automóviles’ (1984)

El primer LP de la banda ha quedado como un trabajo muy de su tiempo, pero sobretodo en cuestión de sonido y producción, ya que las canciones que lo conforman -y especialmente, sus textos- soportan muy bien el peso de los años. La banda empezaba aquí haciendo un pop rock de tintes oscuros que les emparentaba un poco con el movimiento afterpunk, tan en boga en aquella época, algo que le daba a este disco un toque especial, diferenciándolo del resto de sus trabajos. Sin embargo, ya demostraban que eran un grupo con un estilo propio, pues su idiosincrasia los diferenciaba de todas las demás bandas españolas de aquellos años. Quizás sea el disco menos aclamado de su discografía, pero lo cierto es que se trata de un álbum más que correcto donde ya se vislumbraban destellos de grandeza. De hecho, contiene algunas canciones formidables, como es el caso de “Fuego en mi oficina”, “El hombre invisible” (la perla del disco, para mi gusto) o la mítica canción que daba título al álbum, entre otras. Un buen comienzo. // Canción imprescindible: “Cementerio de automóviles”

091-masde100lobos

Más de 100 Lobos’ (1986)

No es que el debut de los granadinos fuera un mal disco, aquel trabajo contenía algunos clásicos incuestionables, pero el salto de calidad que demostraron con ‘Más de 100 Lobos’ fue considerable. Canciones como “Cuando pierdo el equilibrio”, “Escenas de guerra”, “En la calle” o esa joya olvidada que es “Blues de medianoche”, nos mostraban a un José Ignacio Lapido mucho más maduro como compositor y a una banda que cada vez sonaba más segura de sí misma, cabalgando entre el rock and roll más primitivo y ese pop de altos quilates que sólo ellos sabían hacer. Pero por lo que también será recordado este disco es por el hecho de que contaron con la producción del mismísimo Joe Strummer, con el que llegaron entablar una buena amistad. Personalmente, este disco me gusta tal y como es, pero el líder de los Clash, aunque no hiciera un mal trabajo, les hizo sonar aquí muy ligados a la época, con una producción que quizás no haya soportado bien el paso del tiempo. // Canción imprescindible: “Escenas de guerra”.

091 debajo de las piedras

‘Debajo de las Piedras’ (1988)

Lapido ha comentado en alguna ocasión que no quedaron muy satisfechos con el resultado de este disco, pero para mi gusto es aquí donde aparecen algunas de sus tonadas más bonitas. Estamos ante un trabajo muy agradable de escuchar; variado, entretenido y lleno de melodías preciosas. Algunas de las canciones que lo conforman pasaron a ser verdaderos clásicos, pero a demás también encontramos aquí algunos de sus tesoros más olvidados Ah, y también se atrevieron con la clásica y aflamencada “A mí con esas” de Los Brincos donde, por primera y única vez en alguno de sus discos, se acercaron musicalmente al folklore de su tierra. Pues eso, ‘Debajo de las Piedras’ no sólo encontrarás el amor, sino también un disco bien majo. Aunque lo mejor aún estaba por llegar. // Canción imprescindible: “La Torre de la Vela”

091 doce canciones sin piedad

‘Doce Canciones Sin Piedad’ (1989)

Este es el álbum que, para muchos, fue el mejor de los granadinos; y aunque no lo comparta, es algo que me parece totalmente comprensible, porque se trata de una autentica delicia. Por vez primera, uno de sus discos contaba con una producción a la altura de sus canciones, consiguiendo un trabajo muy completo donde todo encajaba a la perfección. La banda seguía con ese sello que combinaba rock clásico con un pop muy elegante, demostrando una personalidad arrolladora en cada una de sus composiciones. “Cartas en la manga”, “El deseo y el fuego”, “En el laberinto”, “Esta noche”, la inmortal “Qué fue del siglo XX” o esa preciosa balada donde “Nadie encuentra lo que busca”, son cortes que confirmaban que 091 ya se podían considerar como una de las mejores bandas del país. Sin duda, uno de los mejores discos del pop rock español de los ochenta. // Canción imprescindible: “Qué Fue del Siglo XX”.

091 el baile de la deseperación

‘El Baile de la Desesperación’ (1991)

Antonio Arias, bajista de la formación hasta el momento, abandona el barco para formar los interesantes y también reivindicables Lagartija Nick, por lo que la banda decide continuar como trío para trabajar en este nuevo álbum. Y es aquí cuando dejaron de ser un buen combo de pop rock para pasar a ser una enorme banda de rock and roll, incluso de hard rock en muchos aspectos. Su faceta pop desaparecería para siempre, aunque nunca dejarían el gusto por las buenas melodías. Ese inicio, con la histórica “La vida qué mala es”, ya nos indicaba por donde iban a ir los tiros: las guitarras rugían como nunca en un disco que marcaría un antes y un después en su carrera. Canciones como la citada “La vida qué mala es”, “Este es nuestro tiempo”, “La canción del espantapájaros”, la propia “El baile de la desesperación” o la preciosa “Corazón malherido” (una de sus mejores lentas), están entre lo más granado de todo su repertorio. Gran disco. // Canción imprescindible: “La vida qué mala es”.

091 tormentas imaginarias

‘Tormentas Imaginarias’ (1993)

¡Y llegó la tormenta! Ignoro si ellos mismos eran conscientes de lo que tenían entre manos, pero lo cierto es que con estas ‘Tormentas Imaginarias’ no sólo lograron el mejor álbum de su carrera, sino que dejaron para la historia uno de los mejores discos de rock español jamás grabados. La banda seguía la línea marcada con su anterior trabajo; cada vez más orientados a un rock duro tremendamente personal, pero las canciones estaban aún más conseguidas que las de su antecesor. Riffs incendiarios y a la vez originales, melodías adictivas, hermosas baladas, unos textos sublimes, una banda en estado de gracia y una producción perfecta, dieron como resultado esta maravilla. “La calle del viento”, “Zapatos de piel de caimán”, “Huellas”, “Todo comienza a girar”, “Cayendo”, “Un cielo color vino”, “Otros como yo”, “El fantasma de la soledad”, la propia “Tormentas imaginarias”… palabras mayores, amigos. Para terminar con este disco, me gustaría señalar que si alguien quiere hacerse con él, vale la pena conseguir la edición en compacto que contenía tres canciones más, dos de ellas imprescindibles. Lo dicho, enorme. // Canción imprescindible: “Huellas”.

091 todo lo que vendrá después

‘Todo Lo Que Vendrá Después’ (1995)

Su canto del cisne (en cuanto a discos de estudio) quizás no llegara a igualar la grandeza de su anterior trabajo, pero tampoco le faltaba mucho. Con este disco la banda consiguió el mejor sonido de toda su discografía, y las canciones son excelentes, mostrándonos de nuevo a un José Ignacio Lapido inspiradísimo como compositor. José Antonio García vuelve a hacer aquí (como siempre) un trabajo magistral con su inimitable voz, y la banda suena tremendamente compacta ¿Y qué decir de canciones como “Sigue estando Dios de nuestro lado”, “La noche que la luna salió tarde”, “Un hombre con suerte”, la bellísima “Nubes con forma de pistola” o la que quizás sea mi canción preferida de la banda, “Como acaban los sueños”? Una maravilla, señoras y señores. Y quien lo iba a decir, pero lo que vendría después sería tenerlos otra vez entre nosotros al cabo de un par de décadas. // Canción imprescindible: “Como acaban los sueños”.

091-ultimo-concierto

‘Último Concierto’ (1996)

Bueno, pues con el título se equivocaron, pero lo cierto es que se despidieron por la puerta grande, con un doble en directo a la vieja usanza. Hablamos, ni más ni menos, de uno de los directos definitivos del rock español. Lo que aquí nos encontramos es una banda en estado de gracia repasando un repertorio de infarto. El trabajo guitarrístico, a cargo de José Ignacio y su hermano Víctor (que ya formaba parte de la formación desde hacía un tiempo) es sencillamente espectacular, y la banda al completo suena aquí como una máquina perfectamente engrasada y mucho más contundente que en sus grabaciones de estudio. Potentísimos, imparables, compenetrados al máximo… se nota que estaban en su mejor momento. Algunas canciones son aquí excelentemente adaptadas en otras versiones, superando las originales, pero si tengo que destacar alguna de ellas, que sea la versión acústica de “La canción del espantapájaros” (sencillamente sublime, el momento más mágico del recital). Este directo también se editó, para nuestro disfrute, en VHS y, posteriormente, en formato DVD; y me gustaría acabar este homenaje con una frase que podemos leer en una de aquellas imágenes en las que unos fans sostenían una pancarta en la que rezaba… ¡¡091 para siempre!!

JUANVI PEDRO GILABERT






091: AQUELLA BANDA MALDITA…

  1. jander dice:

    Fantástica crónica…Muy bien descrita la trayectoria de una de las mejores, sino incluso decir la mejor banda de rock en España. El tiempo los pondrá en su sitio como referente musical.

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*